Viviendo En Su Santuario

cristo en el santuario

No os olvidéis de hacer click en la citas bíblicas para leerlas

Cita Base: Ezequiel 44:9-18

Nosotros a parte de ser hijos de Dios también somos sus sacerdotes

Primera de Pedro 2:9

Mas vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios, para que anunciéis las virtudes de aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable;

Para poder llegar a un avivamiento; éste avivamiento tiene que llegar primero a nosotros, o sea que debemos tomar las cosas de Dios en serio.

No debemos creer que por lo poco que hacemos para la obra o así mismo para el Señor es suficiente; puesto no es así.

Lucas: 17:7-10

Usted como Ministro de la Reconciliación, debe procurar mantener viva estas características que son:

Arar, Apacentar, Comunión con el Señor).

Arar:

Es la parte en que el cristiano debe salir al gran terreno o el campo que el Señor le ha dado, o sea el lugar por donde el se mueve y empezar a predicar la palabra; es aquí donde debe hacer el esfuerzo, el sembrador no hecha la semilla hasta que no ha limpiado la tierra, luego de salir y hacer surcos o sea dividir la tierra; en el campo espiritual, significa abrir surcos en el mundo para sacar a aquellos que han de ser salvos.

Apacentar:

Esta es la segunda parte de la gran comisión, y es que cuando se ha logrado labrar la tierra, hay que seguidamente echar la semilla, para que fructifique y no dejar pasar mucho tiempo para hacerlo, esto quiere decir que ha llegado el momento de acompañar, visitar y hacerle un seguimiento a aquellas personas que han recibido a Cristo.

La comunión con el Señor:

Para poder llevar semilla y sembrarla, es necesario pedírselas al que las tiene, o sea llegar a la presencia misma de Dios a través de nuestro Señor Jesucristo y ser ministrado y lleno por su Espíritu Santo.

Es cierto que el cansancio llegará a nuestras vidas, me refiero a un cansancio en la carne o sea en el cuerpo, y esto es lo más normal; no lo que no puede ser normal es que por causa de éste cansancio lo tomemos por excusa para no buscar la presencia de Dios, y vayamos relegando o dejando la búsqueda de Dios para el día siguiente, por que podemos caer en lazos del diablo.

Tres partes tienen el ministerio sacerdotal

1._ Hacia al Padre

El ministro de Dios, antes de hacer o decir nada, debe primero ministrar a Señor,

Llenarse de su Espíritu y poder ver con claridad las cosas que se mueven en el mundo espiritual, un ministro que no mantenga una relación íntima con Dios, va a ser un ministro que se dejará llevar fácilmente por las emociones. Esto se puede conseguir con la oración personal, en la intimidad de cada uno.

2._ Hacia los redimidos o santos

Después de que nosotros hayamos tenido esa intimidad con el Señor, podremos llevar una comunión con toda la iglesia, con los hermanos, podremos ver la necesidad en los otros y no siempre estar viendo las nuestras, o sea que el amor del Padre se aumentará en nosotros, cada vez que nos acercamos a él, para así poder amar a los demás.

3._ El ministerio de la reconciliación

Romanos 5:11

Y no sólo esto, sino que también nos gloriamos en Dios por el Señor nuestro Jesucristo, por quien hemos recibido ahora la reconciliación.

Luego que el siervo de Dios ha estado en la presencia de Dios, y ha sido revestido de poder entonces podrá llevar palabra de salvación, de sanidad, de liberación, de paz y desbaratar todo plan del enemigo con el poder del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

Cuando nosotros nos dejamos caer en las manos de Dios, el a través de su Santo Espíritu podrá hacer grandes cosas, siempre y cuando lo creamos, siempre y cuando dejemos cualquier amistad con el mundo por seguir al Señor, si dejamos de sentirnos o muy inútiles o muy superdotados; y solo le decimos a Dios fortaléceme con tu Espíritu.

Conclusión:

Dios está llamando a hombres y mujeres que nieguen su compromiso con el mundo para servirle, y así llenarlos con su poder, esforzados y valientes que no miren a su alrededor para ver si pueden caminar con Dios o no si que confíen en él como un niño y se dejen llevar.

Que el Señor les continúe bendiciendo, su Pastor y Amigo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.