Buscadme y Viviréis

signos-vitales-300x187Cita Base: Segunda de Crónicas 7:14

Si se humilla mi pueblo sobre el cual es invocado mi nombre, si oran y buscan mi rostro y se vuelven de sus malos caminos, entonces yo oiré desde los cielos, perdonaré sus pecados y sanaré su tierra.

Introducción:

Nuestro Dios nos da las pautas o las claves para poder recibir perdón y ser restaurados; según el versículo anterior podemos encontrar tres pasos necesarios que hay que dar para ello:

 

  • 1. Humillarse delante de Dios.
  • 2. Oración.
  • 3. Arrepentimiento.

Dios mismo nos enseña que el habita junto al humilde y quebrantado de corazón.

Isaías 57:15

Porque así dijo el Alto y Sublime, el que habita la eternidad, y cuyo nombre es el Santo: Yo habito en la altura y la santidad, y con el quebrantado y humilde de espíritu, para hacer vivir el espíritu de los humildes, y para vivificar el corazón de los quebrantados.

HUMILLACIÓN: “si se humilla mi pueblo sobre el cual es invocado mi nombre”

La Biblia nos enseña que la mejor manera de humillar nuestra alma es en ayuno; porque es ahí en un verdadero ayuno cuando movemos la mano de Dios a misericordia.

Segunda de Crónicas 20:3-15; Primera de Reyes 21:27-29.

ORACIÓN: “si oran”

Nuestro Dios también nos pide que lo busquemos en oración estando en ayuno, clamar delante de él.

Colosenses 4:2

Perseverad en la oración, velando en ella con acción de gracias.

Primera de Tesalonicenses 5:17

Orad sin cesar.

Apocalipsis 5:8

Y cuando hubo tomado el libro, los cuatro seres vivientes y los veinticuatro ancianos se postraron delante del Cordero; todos tenían arpas, y copas de oro llenas de incienso, que son las oraciones de los santos.

BUSCAR EL ROSTRO DE DIOS: “y buscan mi rostro”

El Señor habla que cuando estemos humillados en oración busquemos su rostro.

Salmos 27:8

Mi corazón ha dicho de ti: Buscad mi rostro. Tu rostro buscaré, oh Jehová.

Salmos 105:4

Buscad a Jehová y su poder; Buscad siempre su rostro.

CONVERTIRNOS DE NUESTROS MALOS CAMINOS: “y se vuelven de sus malos caminos”

No solo basta con pedirle perdón a Dios y ya está; o cada vez que pequemos venir a hacer lo mismo, tenemos que arrepentirnos de corazón y no remordernos de corazón; hay que dejar nuestros malos caminos; talvez alguien diga que no anda en malos caminos, que no hace nada malo; pero al decir esto estamos diciéndole mentiroso a nuestro Señor Jesucristo.

Primera de Juan 1:10

Si decimos que no hemos pecado, le hacemos a él mentiroso, y su palabra no está en nosotros.

Lamentaciones 3:39-40

¿Por qué se lamenta el hombre viviente? Laméntese el hombre en su pecado.

Escudriñemos nuestros caminos, y busquemos, y volvámonos a Jehová;

Salmos 50:23 – El que sacrifica alabanza me honrará; Y al que ordenare su camino, Le mostraré la salvación de Dios.

Después de nosotros el hará lo siguiente:

1.  OIR

2. PERDONAR

3. SANARÁ

DIOS PROMETE OIR: “entonces yo oiré desde los cielos”

Desde donde el se encuentra después de que nosotros nos hayamos humillado delante de él.

Primera de Reyes 9:3 – Y le dijo Jehová: Yo he oído tu oración y tú ruego que has hecho en mi presencia. Yo he santificado esta casa que tú has edificado, para poner mi nombre en ella para siempre; y en ella estarán mis ojos y mi corazón todos los días.

Primera de Pedro 3:12 – Porque los ojos del Señor están sobre los justos, Y sus oídos atentos a sus oraciones; Pero el rostro del Señor está contra aquellos que hacen el mal.

TAMBIEN DIOS PROMETE PERDONAR NUESTROS PECADOS: “perdonaré sus pecados”.

Primera de Juan 1:9 – Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad.

Salmos 25:11 – Por amor de tu nombre, oh Jehová, Perdonarás también mi pecado, que es grande.

Miqueas 7:19 – El volverá a tener misericordia de nosotros; sepultará nuestras iniquidades, y echará en lo profundo del mar todos nuestros pecados.

DIOS TAMBIEN SANARÁ NUESTRA TIERRA: “y sanaré su tierra”

Jeremías 33:6 – He aquí que yo les traeré sanidad y medicina; y los curaré, y les revelaré abundancia de paz y de verdad.

Salmos 80:3 – Oh Dios, restáuranos; Haz resplandecer tu rostro, y seremos salvos.

Zacarías 1:3 – Diles, pues: Así ha dicho Jehová de los ejércitos: volveos a mí, dice Jehová de los ejércitos, y yo me volveré a vosotros, ha dicho Jehová de los ejércitos.

CONCLUSIÓN:

Dios quiere bendecirnos por eso ha dejado escrito y señalado cual es la manera por la cual debemos acercarnos a él; nos ha dado pautas a seguir para hacernos las cosas más fáciles y no perdamos tantas bendiciones por causa de nuestra ignorancia espiritual.

Que vivamos tranquilos conociendo y sabiendo que Él es nuestro guardador. Si le buscamos con un corazón agradecido creyendo que le encontraremos; y que Él nos escucha, entonces resplandecerá su luz en nosotros y ya no viviremos como derrotados sino que comprenderemos que la verdadera victoria del cristiano está en habitar en su presencia.

Que el Señor les continúe bendiciendo, su Pastor y Amigo

Publicado por Pastor Jorge Luis

Pastor Evangélico

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: