El Gobierno De Dios

Gobierno de DiosEs este estudio vamos a examinar la perfecta voluntad de Dios en cuanto al gobierno de su pueblo, su pueblo siendo Israel en el Antiguo Testamento, y la Iglesia en el nuevo pacto.

Comenzaremos examinando la decisión que Dios tomo en cuando al liderazgo del pueblo de Israel en su salida de Egipto. Luego observaremos los conflictos entre los deseos del hombre y los deseos de Dios para el orden de este liderazgo.

Según estudiemos, miraremos la forma en que hoy día se gobierna la iglesia, y que errores estamos cometiendo al respecto.

Esta clase es traída en una forma totalmente abierta. No se trae como para agradar a doctrinas humanas sino para declarar el verdadero sentir de nuestro Padre Celestial. No es mi deseo ofender a nadie, pero tampoco es mi intención el de decir verdades a medias.

Es mi oración que al final de esta clase cada lector pueda alinear su manera de pensar con la de Dios y pueda en su presente ministerio o futuro ministerio comunicar este concepto en una forma clara y sin intereses propios, sino solo buscando educar a las vidas en lo que es la voluntad perfecta de nuestro Rey.

I. Un líder para un gran pueblo.

Para conocer la voluntad de Dios, necesitamos poner a un lado nuestros intereses personales. Nuestros propios intereses pueden hacer que verdades obvias y sencillas se nos escapen. Muchas veces nosotros nos volvemos nuestros peores enemigos mintiéndonos solo para complacer los caprichos de nuestra mente.

No basta con tomar algunos versículos bíblicos y acomodarlos a nuestro antojo. Tenemos que mirar todo el contexto de las Sagradas Escrituras y sobretodo seguir el mismo pensamiento que tuvo el autor sagrado al escribirlos, quien a su vez fue dirigido por el Santo Espíritu de Dios.

Por ejemplo, sobre el liderazgo en el pueblo de Dios, estudiemos como fue que este comenzó.
Génesis 12:1-3 

Desde que Dios llamo a Abraham para que dejase a su casa y parentela, el propósito de Dios era separase un pueblo entre todas las naciones que le sirviese a el. Así, que desde Abraham hasta Jacob vemos como este propósito se va realizando. Cuando Jacob tiene a sus doce hijos varones, vemos como un pueblo entero nace. Jacob a quien Dios le cambia el nombre por el de Israel, muere viendo una familia de aproximadamente 70 personas.

Éxodo 12:37 

Mucho tiempo después, 400 años mas tarde, aquel pueblo era numeroso, se estima que eran como tres millones.

Mientras este pueblo estuvo esclavo, no había mucho de que preocuparse sobre liderazgo, pues no tenían libertad. Pero al acercarse el día de su libertad, Dios necesitaba decidir que tipo de liderazgo el pueblo iba a tener. Dios decidió que el iba a nombrar a sus lideres, que el mismo iba a ser quien los gobernara, y eligió el sistema de Teocracia, esto es, gobierno de Dios.

La Teocracia a diferencia de la democracia, es un sistema donde Dios escoge el líder y donde Dios es el que gobierna directamente. Dios escogió a Moisés. No fue el pueblo quien lo escogió, fue Dios quien lo escogió.

Éxodo 3:1-10

Aunque no es hasta con Otoniel que comienza el tiempo de los jueces, en Moisés y luego en Josué vemos el modelo que Dios usaría para escoger a sus líderes. Estos eran individuos que Dios escogía, sin ningún otro concepto que el que Dios decidiera. Podía ser hombre o mujer, podía ser joven o anciano, era Dios a su discreción quien decidía y nadie más.

La manera en que el pueblo sabía que esta persona era escogida por Dios, era la forma sobrenatural en que Dios respaldaba su llamado. Y era la convicción bajo la que el individuo vivía que dejaba ver si en realidad era un escogido por Dios o alguien que se nombraba a si mismo.

Trayendo este ejemplo a nuestros días, podemos ver que hay hombres y mujeres que Dios llama para dirigir a su pueblo. Vemos como la unción de Dios les respalda y aun en batallas y pruebas dan testimonio del Dios poderoso que sirven. Sus motivaciones son las de agradar a su Padre y la de ver el reino de Dios acercarse a las vidas.

Estos son individuos muy diferentes a los que continuamente buscan ganar algo para si. Por ejemplo, los individuos que buscan lo suyo antes que lo de Dios, tienen su motivación al predicar sobre finanzas en que el pueblo de mas para ellos vivir mejor, en lugar de predicar este tema para que el pueblo aprenda a honrar a Dios con sus bienes y así romper la maldición económica sobre sus vidas. La diferencia se nota en como la persona predica sobre el tema. Nos tendríamos que preguntar si es una predica balanceada junto con otros temas de igual importancia, o si es que este se vuelve el tema principal de la iglesia. El que es escogido por Dios tiene en su mira el deseo de ver al pueblo ser bendecido aun más que a él mismo.

En su convicción existe la seguridad de quien es el que le llamo. Vive hablando y caminando en seguridad sin necesidad de exigir que se le obedezca sino provocando en los que están a su alrededor un deseo de seguirle y obedecerle debido a lo que esta dentro de el o ella.

Con esto quiero decir, que el juez en el Antiguo Testamento y el pastor en el Nuevo Testamento, son escogidos por Dios y no por los hombres. Pero ambos, dependen únicamente del respaldo de Dios en una forma sobrenatural sobre sus vidas. Y el único poder con el que contaban y cuentan es con la unción que Dios ha puesto sobre sus vidas. La autoridad que ejercían y ejercen es solo hasta la medida en que el pueblo reconoce voluntariamente tal llamado. Ninguno de los dos tenia o tiene medios con los cuales obligar al pueblo a obedecerles.

A diferencia de los reyes, los jueces no podían obligar a las personas. Estos solo aconsejaban y declaraban la Palabra de Dios y animaban al pueblo a tomar acción. Daban órdenes, pero órdenes que siempre estaban sujetas a si el pueblo quería obedecer o no. Algunas veces usaban hasta violencia en contra de los enemigos de Israel pero no de la forma en que los reyes lo hacían que era dependiendo del pueblo, sino que sus batallas eran dependiendo de Dios.

Así también, en una iglesia, los pastores dan ordenes, dirigen batallas espirituales, animan al pueblo a entrar en un compromiso mayor, pero todas las directivas son solo consejos y guías. El resultado depende si el pueblo decide seguir tales guías. Las victorias no dependen de cuanto poder o influencia tenga el pastor en la iglesia sino de cuanto Dios le respalde.

Primera de Pedro 5:1-3 

II. Los conflictos de la voluntad del hombre.

En más de una ocasión, el hombre desafió a Dios poniendo en tela de juicio el nombramiento de Moisés como líder.

Números 16:1-3 

Números 12:1-2 

Quizás lo más triste fue ver que las personas que se pusieron en contra de Moisés eran ministros dentro del cuerpo.

Aun su hermana María y su hermano Aarón confabulan contra el. Por error, María creyó que el ministerio de ella no dependía del ministerio de Moisés. Muchas veces nosotros cortamos bendición en nuestras vidas por querer en la carne decidir las cosas que son del espíritu.

Muchas veces en nuestros días, vemos como tristemente la directiva de la iglesia quiere menospreciar la autoridad del pastor de la iglesia. Se eligen pastores como si fuesen políticos. Los miembros mas populares son elegidos diáconos sin estos estar llenos del Espíritu Santo, y en error creen que su trabajo es el de controlar al pastor.

Así como esta mal el pastor que usa su posición para buscar intereses propios y hasta llegar a la manipulación para conseguir tales objetivos, así esta de mal también el pueblo que no reconoce el ministerio de un hombre o mujer de Dios.

Los únicos líderes que Dios aprobó en su voluntad perfecta para dirigir a su pueblo en el Antiguo Testamento fueron a los jueces. Los sacerdotes y los profetas eran lideres espirituales también pero su función no era la de regir o gobernar sino la de acercar al pueblo a Dios. Hoy dentro de la iglesia también existen muchos ministerios. Pero al único que Jesús le dijo que gobernara a su pueblo fue al ministerio del pastor. Antes de que algunos me digan y que tal la de los apóstoles, quiero aclararles que aun Pablo siendo apóstol, este se sometió a Jacobo que era solo el pastor de la iglesia de Jerusalén. Cuando Jesús trata con Pedro sobre el regir a su iglesia, lo hace como pastor de ovejas y no como apóstol. Apóstol es uno que es enviado, es uno que es usado por Dios para levantar obras, para preparar ministros, para cuidar de la sana doctrina, pero es el pastor, el que cuida de las ovejas de Cristo, el que dirige la obra.

Hechos 21:17-26 

Juan 21:15-17 

Conclusión

Quizás parezca difícil encontrar en nuestros medios a las iglesias de Dios siguiendo su plan original del gobierno de su pueblo. Pero yo deseo hacerle un llamado personal a cada pastor que este leyendo estas líneas.

Pastor, siervo de Dios, te recuerdas del sacrifico de Pedro, de Pablo. Como vivieron. Pedro tenía esposa y familia, pero cuantas veces vez tú a la esposa de Pedro mandando en la iglesia. No era la esposa quien fue llamada a dirigir la obra, fue Pedro. Ella fue bendecida, lo se, pero no era su lugar dirigir la obra, era la de Pedro el de ocupar el lugar de anciano.

Si en tu opinión no pueden haber mujeres pastoras, como es que entonces Dios mismo pone sobre Israel a una mujer? Una mujer si puede ser pastora, pero solo al igual que el hombre, si es Dios quien la nombra, no solo por estar casada con un pastor. Esto trae muchos problemas a la iglesia.

También siervo, yo se que este mundo tiene muchas tentaciones y que no queremos ser pobres. Pero el enfoque de nuestro ministerio no puede ser desperdiciado solo viendo como conseguimos algo material. Si algo queremos conseguir, es que la voluntad de Dios se manifieste dentro del pueblo. Fíjate, cuanto sufrió Pablo, y al final que consiguió? Si lo miras con ojos carnales, consiguió nada. Pero si lo miras con ojos espirituales, sus logros fueron increíblemente maravillosos.

Vuelve a tu ministerio, a lo que fuiste llamado. Dios se ocupara de lo demás.

Vuelve a tu unción. Y veras la misma gloria de Cristo Jesús.

Que el Señor te continúe bendiciendo, tu Pastor y Amigo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.