Una Buena Oración

Pensamiento para este día

orando1En la Biblia encontramos muchos modelos de oración, uno de los más enseñados en todos lados donde se crea en Jesús, es el Padre Nuestro.

Pero hay muchas más, está la oración de Jabes, la oración de Ana, la oración de Nehemías; etc.

Pero si hay una oración que representa la humildad y la confianza en Jehová Dios, es la oración de Daniel.

Es una oración que tiene todos los componentes, arrepentimiento, conocimiento de Dios y fe.

Aunque no todas las veces las aflicciones llegan por causa del pecado o la desobediencia, es necesario que cada vez que invoquemos en nombre del Señor reconozcamos el pecado propio y el de la nación, ciudad o la familia.

  • Arrepentimiento

El apóstol Juan dice que si alguien dice no tener pecado le hace a Dios mentiroso.

Primera de Juan 1:8-10

Si decimos que no tenemos pecado, nos engañamos a nosotros mismos, y la verdad no está en nosotros.

Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad.

10 Si decimos que no hemos pecado, le hacemos a él mentiroso, y su palabra no está en nosotros.

  • Conocimiento De Dios

Es necesario que el que se acerque a Dios, crea que él le escucha, pero que también está dispuesto a perdonar y responder a favor de su necesidad.

Hebreos 4:16

Acerquémonos, pues, confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro.

  • Fe

Y el componente o la esencia de toda oración es la fe, porque nadie debe orar por orar, es decir solo por cumplir con la Escritura, es necesario que el que ora crea en lo que está diciendo y pidiendo en el nombre de Jesús.

Hebreos 11:6

Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan.

Que su oración querido amigo(a), sea una oración sincera, llena de amor, arrepentimiento y seguridad en Dios.

Haga esta oración…

Amado Dios te doy las gracias por éste hermoso día, te alabo y te bendigo; pero sobre todo recibo el perdón por mis pecados y por mi casa y mi familia en el nombre soberano y poderoso de Jesucristo de Nazaret; te pido que los cielos se mantengan abiertos a mi favor y que mi oración fluya hasta tu presencia y tu respuesta sea como el rocío de la mañana que sacia la tierra; amén y amén

Que el Señor te continúe bendiciendo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.