Una Carrera De Relevos

Cita Base: Primera de Corintios 9:24-27

2Introducción:

El apóstol Pablo, al escribir a los corintios, muestra la vida cristiana como una carrera; una carrera que debe ser corrida de tal forma que nosotros obtengamos el premio.

El apóstol en esta porción de la palabra nos muestra como algunos quedaron eliminados.

Si leemos el siguiente capitulo, la carta está hablando de una carrera que tú y yo tenemos que correr.

En ésta carrera, algunos quedaron eliminados. Los que murmuraron contra el Señor, contra Moisés, los que fueron codiciosos, los que fueron idólatras, los que fornicaron, los que tentaron al Señor y no se arrepintieron. Casi unas dos millones de personas que salieron de Egipto, y quedaron postrados en el desierto. Los hombres mayores de 20 años. Números. 14:26-29

Porque no corrieron la carrera como debería ser corrida, pero también se dice que dos de esos jóvenes vencieron Josué y Caleb, vencieron no porque corrieron más rápido, no porque tenían más fuerza física, ellos vencieron porque creyeron.

Esa es la llave de ésta carera nuestra fe, esa es la victoria que vence al mundo nuestra fe.

En el libro de Hebreos, capitulo 11 y principios del 12, el escritor de éste libro nos habla de esa misma carrera, pero en ésta ocasión no nos muestra a aquellos que quedaron postrados en el desierto, sino que nos muestra a los que vencieron, hombres y mujeres corrientes como tu y yo, pero ellos vencieron corriendo ésta carrera.

Pero hay algo singular en ésta carrera cuando lo describe el escritor a los Hebreos, que nos revela en una forma cronológica la carrera; porque no es una carrera en la que nos colocamos 100 o 200 personas para correr mil metros y que haya un solo ganador, no es ese tipo de carrera.

Lo que el escritor a los Hebreos muestra es que ésta es una carrera de relevos.

El primer corredor que sale debe llevar un testimonio en su mano, y pasarlo al segundo corredor y así sucesivamente hasta terminar la carrera.

Esto es una carrera de relevos el testimonio ha sido entregado, en manos de hombres y ellos han corrido la carrera y han dado testimonio a su generación de su fe.

Y una vez cumplida la carrera son reunidos con sus padres, y una vez cumplida la carrera ellos parten para estar con el Señor.

Pero Dios está buscando relevos, y poniendo a esos relevos para que corran la siguiente milla.

El escritor a los hebreos menciona a:

ABEL

Con la posta y dice que el dio testimonio con su ofrenda, su ofrenda fue un testimonio al mundo de que Abel tenía fe, de que el creía que su ofrenda traería recompensa.

Antes de que Abel muriera dio testimonio de su fe, y Dios dio testimonio de que se había agradado de su ofrenda.

Pasadas algunas generaciones, se levantó:

ENOC

Y antes de que Enoc fuese llevado con el Señor, dio testimonio de que había caminado con Dios, por eso él figura en la lista de los héroes de la fe.

Luego aparece:

NOÉ

Dios estaba enojado con la humanidad, porque se había aumentado la maldad, pero Noé halló gracia delante de Dios, porque no se contaminó del mundo y siguió amando al Señor, el dio testimonio de su fe, el le dijo al mundo de que Dios juzgaría esa maldad, aunque el mundo no creyera, el dio testimonio de su fe.

Y Dios juzgó la tierra.

Y aparece mucho más adelante:

ABRAHAM

Abraham dio testimonio al mundo entero de su fe, dejó su tierra, dejó su parentela, su familia, para ir en pos de la palabra de Dios, de la dirección divina, aún estuvo a punto de sacrificar a su hijo por obedecer a Dios pero Dios no le dejó, lo único que quería Dios era mostrarle al mundo de que Abraham era un hombre de fe, y que Dios estaba con él.

Luego aparece:

ISAAC

Isaac dio testimonio de su fe cuando sembró en una tierra que estaba llena de hambre, y sembró cuando no debería sembrar y Dios lo hizo rico, porque el creyó a la palabra de Dios.

Su hijo:

JACOB

Jacob peleó por su bendición, por la posta hasta el día que la obtuvo, y nunca más Jacob volvió a pelear por su bendición.

El nunca más volvió a pelear por la bendición porque ya la tenía, eso se llama fe.

Todos ellos dieron testimonio, para que tú y yo creyésemos en el Señor.

Moisés vino con la palabra de Dios para mostrarle al mundo que Dios quiere liberar a su pueblo, y el Espíritu de Dios era testigo con él, con milagros, con señales, con prodigios, era evidente de que el tenía el testimonio, por eso cuando Moisés partió, Josué quedó al mando y el pueblo le dijo, nosotros te obedeceremos si Dios está contigo como lo estuvo con Moisés.

Los Jueces, los profetas, los reyes, hasta Juan el bautista.

Y Juan el bautista tuvo la posta, y estaba con sus discípulos y les dijo “He allí el cordero de Dios que quita el pecado del mundo” y los discípulos se fueron detrás de Jesús.

Saben que Jesús nunca tuvo la posta, el nunca recibió la posta y sabes porque, porque él es la posta él es el testimonio de las generaciones antes de él y es el testimonio nuestro.

Y la iglesia tomó la posta y Jesús les dio el mandamiento y les dijo “Id y haced discípulos a las naciones, id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura, y éstas señales seguirán a los que creen, estas señales van a seguir a aquellos que tiene el testimonio.

Marcos 16:15-18

Que el Señor te continúe bendiciendo, tu Pastor y Amigo Jorge Luis Yancen Tinoco. Has la encuesta por favor, gracias

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.