Desechando Oprobio

Todas las citas bíblicas han sido tomadas de la versión Reina Valera de 1960 a menos que se indique lo contrario. Haga clic sobre ellas para leerlas. 

Cita Base: (Primera de Samuel 17:26)

esperanza2Introducción:

Oprobio significa:

Ignominia, vergüenza, afrenta, deshonra pública. Existía una ofensa, una afrenta, un desafío, alguien estaba humillando a los escuadrones del Dios viviente. David estaba dispuesto a cambiar esa situación, el estaba dispuesto a hacer algo. ¿Y TÚ?

Me imagino lo que habrá significado para David que ilusionado venía a ver a los escuadrones del ejército de Israel, y se encuentra con los militares de Dios, temblando y llenos de temor. Esto debe haber sido para David una vergüenza.  El sabía que podía hacer algo para cambiar esta situación. ¿LO SABES TÚ?

David hizo en su tiempo, lo que debía hacer; el quitó el oprobio ¿Haremos nosotros en este tiempo lo que se nos ha encomendado? David hizo que el corazón desmayado del ejército cobrara vida, impulso motivación con lo que él hizo:

Primera de Samuel 17: 45-46

45 Entonces dijo David al filisteo: Tú vienes a mí con espada y lanza y jabalina; mas yo vengo a ti en el nombre de Jehová de los ejércitos, el Dios de los escuadrones de Israel, a quien tú has provocado.

    46 Jehová te entregará hoy en mi mano, y yo te venceré, y te cortaré la cabeza, y daré hoy los cuerpos de los filisteos a las aves del cielo y a las bestias de la tierra; y toda la tierra sabrá que hay Dios en Israel.

Parece que el ejército se había olvidado que Dios no salva con espada y con lanza y David dijo: Y sabrá esta congregación…. La actitud de un valiente hizo que la autoestima del ejército de Dios tuviera una moral “como debía”. ¿PERTENECES A ESTE EJÉRCITO?

¿Sabías que Dios pasa revista a su ejército, y lo hace personalmente, porque quiere saber el estado de sus tropas?

Isaías 13:4

4 Estruendo de multitud en los montes, como de mucho pueblo; estruendo de ruido de reinos, de naciones reunidas; Jehová de los ejércitos pasa revista a las tropas para la batalla.

El oprobio no es para el ejército de Dios, aunque no podemos evitar que se manifieste, a través de conflicto y pruebas, sin embargo el propósito de Dios es que no perdure, sino que lo eliminemos con el Poder de Dios y salgamos fortalecidos con la victoria.

David sabía que no era normal lo que estaba ocurriendo, eso era contrario a lo que Dios había prometido a los que creen en él. ¿Aceptarás como normal la prueba o te levantarás para quitar el oprobio?

Les dije, pues: Vosotros veis el mal en que estamos, que Jerusalén está desierta, y sus puertas consumidas por el fuego; venid, y edifiquemos el muro de Jerusalén, y no estemos más en oprobio.  (Nehemías 2:17)

La mujer del flujo de sangre, había gastado todo lo que tenía en médicos y no había sido sana, tomó la decisión de arriesgarse a ser apedreada por la multitud para poder librarse de su oprobio. (Lucas 8:43-44)

No Te Conformes

La importancia de ponerse de pie ante la adversidad con el respaldo del todo poderoso y destruirla.

No es pedirle a Dios que te ayude con el oprobio, es pedirle que lo quite; no es pedirle que te de fuerzas para soportarlo, es pedirle que te de fuerzas para eliminarlo.

Algo en común tenían estos tres personajes David, Nehemías y la mujer del flujo de sangre; y no es la fe sino el deseo de acabar con la vergüenza a la que el diablo les tenía sometido.

Nosotros pedimos a Dios por estas cosas pero Dios dice: (Isaías 60:1) 

Basta de afrenta, basta de oprobio, que no es sino, vergüenza ante los demás. VENGA SU REINO, VENGA SU REINO, VENGA SU REINO, en su reino no hay escases no hay dolor, no hay angustia, SU REINO ES GOZO, Y PAZ. No, no quiere decir que perteneciendo al Reino de su amado hijo Jesucristo no pasemos pruebas, pero como David sí sabemos QUE HACER CON ELLAS.

Hoy vamos a quitar la ofensa, la afrenta y el oprobio, nos levantaremos y operaremos y DIOS ESTARÁ COMO CON DAVID, DIOS ESTARÁ COMO CON NEHEMÍAS, ENTONCES NO SERÁ SOLO EL DIOS DE ABRAHAM, DE ISAAC Y DE JACOB, NO SOLO SERÁ EL DIOS DE DAVID Y DE SAMUEL, DE PABLO O DE JUAN, EL ES MI DIOS, EL ES TU DIOS.

El dijo: (Ezequiel 36:30) Multiplicaré asimismo el fruto de los árboles, y el fruto de los campos, para que nunca más recibáis oprobio de hambre entre las naciones.

Conclusión:

DIGA: VENGA TÚ REINO, VENGA TU REINO, VENGA TU REINO. El hambre es un oprobio. Pero hoy también como ayer no solo está el MISMO DIOS con el mismo poder, sino que están también LOS VALIENTES, LOS QUE PERTENECEN A LOS ESCUADRONES DE JESÚS, LOS DAVID DE HOY, LOS NEHEMÍAS QUE SON CAPACES DE DETERMINAR: YO IRÉ Y LEVANTARÉ A JERUSALÉN. LOS QUE PREGUNTAN ¿QUE DARÁN AL QUE QUITE EL OPROBIO?

TU FUISTE LLAMADO AMADO HERMANO, TU ERES LA PERSONA, NO ES LLORANDO, SINO CREYENDO.

Para los valientes Jesús dijo: “He aquí os doy potestad de hollar serpientes y escorpiones, y sobre toda fuerza del enemigo, y nada os dañará”.

Que el Señor les continúe bendiciendo, su Pastor y Amigo Jorge Luis Yancen Tinoco. Comenta o escríbeme pidiendo oración a jorgeluisyati@gmail.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.