Aún en las tinieblas veré tu luz

bendita tu luz manaTodas las citas bíblicas han sido tomadas de la versión Reina Valera de 1960 a menos que se indique lo contrario. Haga clic cobre ellas para leerlas.

Isaías 50:10 “¿Quién hay entre vosotros que teme a Jehová, y oye la voz de su siervo? El que anda en tinieblas y carece de luz, confíe en el nombre de Jehová, y apóyese en su Dios”.

Podemos soportar casi cualquier cosa si sabemos por qué está sucediendo, ¿verdad? me explico si usted sabe porque tiene un dolor lo soporta; porque el desconocimiento de las cosas es lo que trae angustia, desesperación. Por eso vemos hoy en día que en medicina los resultados de los exámenes cada vez son más rápidos; le toman una radiografía y al instante su médico sabe si se ha roto algún hueso o solo es una simple torcedura. El ser humano lleva dentro de sí el querer conocer, el querer descubrir el querer saber el porqué de las cosas; y si no encuentra una respuesta que le satisfaga su conocimiento no la acepta y es allí donde nace la desesperación, el afán, la angustia. Pero no siempre tenemos el lujo de saber por qué suceden las cosas. Es inevitable para cualquier pastor, o padre o madre el que le hagan preguntas, cuando una conversación comienza con… ¿porque? ¿Porque esto? ¿Y porque esto otro? Son corazones que han buscado una respuesta que le satisfaga y no la han encontrado.

Job se sintió de esta manera, y dijo: “Merezco una respuesta, ¿por qué me está pasando todo esto? Es como si  el mundo se puso en mi contra. ¡Y no sé por qué!” y la respuesta de Dios fue que el preguntaría y a Job le tocaría responder. Lea por favor Job capítulos 38 al 42. ¿Se ha encontrado alguna vez hundido en la oscuridad? No piense que si usted está bien con Dios, tendrá todas las respuestas. Pero escúcheme: Nunca dude en la oscuridad, lo que Dios le ha mostrado en la luz.

Sabiendo de antemano que hay un solo Dios, y un solo mediador o intercesor entre Dios y los hombres llamado Jesucristo (Primera de Timoteo 2:5); entonces usted podrá acercarse al trono confiadamente (Hebreos 4:16) y pedirle a Dios no explicaciones por su situación, sino que de esa situación por la cual usted está pasando salga algo grandioso, extraordinario.

¿Está usted en medio de una angustia? Escriba sus sentimientos al Señor. Derrame su corazón ante Él. Es verdad que el Señor tiene grandes promesas para usted y toda su casa; pero sería bueno que usted hoy le hiciera esta promesa también…“Confiaré en mi Dios y en mi Señor Jesucristo para que me ayuden. Los miraré en medio de mis tribulaciones y tormentas.” cada vez que piense en su angustia, repita esta promesa al Señor.

Que el Señor le continúe bendiciendo, su Pastor y Amigo Jorge Luis Yancen Tinoco. Rellene el siguiente formulario con su petición de oración y/o comentario.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.