Amo a Dios, amo a mi hermano

Dios-te-bendigaTodas las citas bíblicas han sido tomadas de la versión Reina Valera de 1960 a menos que se indique lo contrario. Haga clic sobre ellas para leerlas.

Primera de Juan 4:20-21 “Si alguno dice: Yo amo a Dios, y aborrece a su hermano, es mentiroso. Pues el que no ama a su hermano a quien ha visto, ¿cómo puede amar a Dios a quien no ha visto? Y nosotros tenemos este mandamiento de él: El que ama a Dios, ame también a su hermano.”

El amor de Dios en Cristo, en los corazones de los cristianos por el Espíritu de adopción, es la prueba grande de la conversión. Esta debe ser probada por sus efectos en sus temperamentos, y en sus conductas para con sus hermanos. Si un hombre dice amar a Dios y, sin embargo, se permite ira o venganza, o muestra una disposición egoísta, desmiente a su confesión. Pero si es evidente que nuestra enemistad natural está cambiada en afecto y gratitud, bendigamos el nombre de nuestro Dios por este sello y primicia de dicha eterna. Entonces nos diferenciamos de los profesos falsos que pretenden amar a Dios a quien no han visto pero odian a sus hermanos a los que han visto.

Ahora bien ¿quién es mi hermano? Si nos remitimos a la Palabra de Dios, Jesús llama hermanos a los que hacen la voluntad del Padre osea Dios (Mateo 12:50). Esto quiere decir que la persona que dice amar a Dios o conocer a Dios a quien primero debe servirle es a aquellos que tengan un testimonio verdadero, genuino. Pero en realidad lo que usted debe hacer si en verdad a conocido a Dios y a sentido su gracia y favor es hacerles bien a todos pero principalmente a los de la familia de la fe (Gálatas 6:10). Lo cual quiere decir que usted no puede querer servir más al mundano que al creyente; no puede agradar más al del mundo que no conoce al Señor que a sus hermanos en Cristo y todo esto por una sencilla razón cuando todo esto pase lo único que sea genuino y verdadero permanecerá y esto es el amor de Dios a los hombres y el amor de los hombres a su prójimo o hermano.

Amigo sepa escoger a quien servir primero porque cuando se cambien las tornas o los papeles ningún incrédulo o mundano doblará por usted sus rodillas sino aquel que Dios ha redimido, justificado y salvado su hermano(a) en la iglesia. Si dices amar a Dios, debes amar su casa y a toda su familia y el amor todo lo cree, lo espera, lo soporta y sobre todo el amor todo lo puede.

Que el Señor le continúe bendiciendo, su Pastor y Amigo Jorge Luis. Rellene el siguiente formulario con su petición de oración y/o comentario.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.