Rescatados

rescateTodas las citas bíblicas han sido tomadas de la versión Reina Valera de 1960 a menos que se indique lo contrario. Haga clic sobre ellas para leerlas.

Primera de Pedro 1:18-19 “sabiendo que fuisteis rescatados de vuestra vana manera de vivir, la cual recibisteis de vuestros padres, no con cosas corruptibles, como oro o plata, sino con la sangre preciosa de Cristo, como de un cordero sin mancha y sin contaminación.”

La importancia de la sangre de Jesucristo para el creyente es que gracias a ella se selló un pacto de redención para toda la eternidad entre Dios Creador y la humanidad, la cual estaba sujeta a la vanidad de la mente y el corazón quienes a su vez estaban atados y sujetos a las condiciones y tradiciones del mundo.

La sangre de nuestro Señor Jesucristo no rescató el cielo, ni liberó el cielo; ni vino a abrir el cielo. Lo que la sangre de Jesús hizo fue liberar nuestra mente y hacernos recordar que tenemos una herencia incorruptible, incontaminada e inmarcesible (que no se puede marchitar) en el cielo (Primera de Pedro 1:4).

La libertad de nuestra mente no fue comprada con oro y plata; no fue comprada con cosas corruptibles, a nadie pueden librar de la muerte espiritual y corporal; son pues de demasiado poco valor.

La sangre preciosa que dice el verso 19 de inestimable valor. El orden griego es: “Con preciosa sangre, como de un cordero sin mancha (en sí) y sin contaminación (contraída por el contacto con otros), (la misma sangre) de Cristo”. Como la redención de Israel del poder de Egipto requirió la sangre del cordero pascual, así nuestra redención del pecado y de la maldición requirió la sangre de Cristo. De la manera como el cordero era escogido el día diez del mes para ser sacrificado así también nuestro Señor Jesucristo fue escogido desde antes de la fundación del mundo para abrir nuestros ojos a la verdad (Primera de Pedro 1:20).

Permítame hacerle una pregunta ¿Ha entendido usted lo preciosa y valiosa que es la sangre de Cristo? Si es así no cree usted que es el momento de cambiar la vana manera de vivir, de cambiar la vanidad de la mente y del corazón para honrarle solamente a él.

Comparta con otros este mensaje háblales de la sangre redentora de Jesucristo y que gracias a ella hoy tenemos herencia en lo cielos, háblales del perdón recibido, de su gracia recibida ¡No Calles!

Que el Señor le continúe bendiciendo, su Pastor y Amigo Jorge Luis. Rellene el siguiente formulario si necesita oración.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.