Sol de Justicia

solTodas las citas bíblicas han sido tomadas de la versión Reina Valera de 1960 a menos que se indique lo contrario. Haga clic sobre ellas para leerlas.

Malaquías 4:2 “Mas a vosotros los que teméis mi nombre, nacerá el Sol de justicia, y en sus alas traerá salvación; y saldréis, y saltaréis como becerros de la manada.”

Por el Sol de Justicia entendemos a Jesucristo. Por medio de Él los creyentes son justificado y santificados y, así, llevados a ver la luz. Sus influencias hacen santo, gozoso y fructífero al pecador. Es aplicable a las gracias y consolaciones del Espíritu Santo, llevadas a las almas de los hombres. Cristo dio el Espíritu a los que son suyos para que brillen como la mañana. Cristo vino como el Sol a traer, no sólo luz a un mundo oscuro, sino salud a un mundo enfermo.

A diferencia de los soberbios que serán estopa en el horno de Dios (verso 1)El sol que saldrá para los justos no será para condenación ni para ser quemados por su calor sino todo lo contrario serán para sanidad. Todos los que confiesen el nombre de Jehová en medio de un mundo lleno de blasfemias en contra de su nombre.

Si Jesús es el Hijo de Dios, Él es también el Sol de justicia. Permítanos decirle algo acerca del alba. La salida del sol nunca se adelanta, ni se atrasa. ¿No es cierto? El amanecer opera de acuerdo al poder y la autoridad de Dios. Usted no puede apresurarlo, ni tampoco detenerlo. Así también es la segunda venida del Señor Jesucristo. Él regresará en el momento conocido exclusivamente por Dios. Usted no puede adelantarlo, ni detenerlo. Un día el Señor Jesucristo vendrá, al sonar de la trompeta; porque se tocará la trompeta (1Corintios 15:52). Él abrirá las cortinas de las noches, sujetándolas con una estrella. Luego abrirá la puerta de la mañana gloriosa de su reino milenario e inundará al mundo con su luz.

Si usted es temeroso de Jehová (Temor reverencial). Entonces muy pronto usted estará saltando de alegría como los becerros de la manada cuando Cristo a su vida le otorgue la petición de su corazón y de sus labios. Dos cosas trae el Señor hoy bajo sus alas a su vida ¡JUSTICIA Y SANIDAD!

El temor a Dios no es solo decir amén y aleluya; no es solo estar sentado unas horas en una silla escuchando o leyendo su Palabra. El temor a Dios es vivir muriendo cada día al mundo pero resucitados en Cristo para agradarle a él.

Que el Señor le continúe bendiciendo, su Pastor y Amigo Jorge Luis. Rellene el siguiente formulario si usted tiene una necesidad de oración o si desea añadir un comentario a esta entrada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.