No es con fuerza sino con su Espíritu

no-es-fuerzas-L-r665uCTodas las citas bíblicas han sido tomadas de la versión Reina Valera de 1960 a menos que se indique lo contrario. Haga clic sobre ellas para leerlas.

Isaías 32:15-16 “Porque los palacios quedarán desiertos, la multitud de la ciudad cesará; las torres y fortalezas se volverán cuevas para siempre, donde descansen asnos monteses, y ganados hagan majada; hasta que sobre nosotros sea derramado el Espíritu de lo alto, y el desierto se convierta en campo fértil, y el campo fértil sea estimado por bosque. Y habitará el juicio en el desierto, y en el campo fértil morará la justicia.”

El derramamiento del Espíritu de lo alto traerá benditos momentos; entonces, y no antes, habrá buenos tiempos. El presente estado de los incircuncisos espirituales (falta del Espíritu Santo en sus vidas) continuará hasta que haya un derramamiento más abundante del Espíritu de lo alto. La paz y la quietud se hallan en el camino y la obra de la justicia. La satisfacción verdadera se tiene sólo en la fe verdadera en Cristo Jesús y en nadie más y solo los que se hallen revestido con el poder de lo alto (El Espíritu Santo) podrán disfrutar de una vida diferente bajo otra dimensión y atmósfera. La santidad real es la felicidad verdadera ahora, y será felicidad perfecta, esto es, santidad perfecta para siempre. La buena simiente de la palabra será sembrada en todas partes y será regada por la gracia divina; y los trabajadores laboriosos y pacientes serán puestos bajo la cuidadosa administración de Dios.

Hasta que no haya un derramamiento del Espíritu Santo en su vida; ni usted, ni lo que haga permanecerá. La profecía dice que los palacios (casas) estarán desolados, desiertos y todo aquello en lo que usted ha puesto su confianza dejando de lado al Señor Jesucristo, no servirá para nada sino para que los animales lo tomen como guarida. Si usted insiste en la mezquindad de su corazón, en la rebelión de su alma solo acarreará ruina, destrucción y desolación. Si usted decide moverse en la carne sepa entonces que los frutos de la carne son para destrucción. (Romanos 8:13; Romanos 8:5-6).

Y usted se preguntará ¿y cómo se yo que tengo al Espíritu Santo? Yo le respondo con la Palabra de Dios y le invito a leer en Isaías 33:14-17Mi consejo querido lector es que deje de perder el tiempo pensando que llevando una vida ordinaria sin arrepentimiento usted podrá ver algún día la gloria de Dios manifestada y permanente en su vida. Porque sus ojos verán esa Gloria pero manifestada en otros; sus ojos verán ese poder pero manifestado en otros porque todos y cada uno de sus deseos los verá realizados pero en la vida de aquellos que le dieron un lugar al Espíritu Santo.

Que el Señor le continúe bendiciendo, su Pastor y Amigo Jorge Luis. Rellene el siguiente formulario si desea pedir oración o si tiene un testimonio o comentario que quiera compartir.

Publicado por Pastor Jorge Luis

Pastor Evangélico

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: