La obra de Dios

obraTodas las citas bíblicas han sido tomadas de la versión Reina Valera de 1960 a menos que se indique lo contrario. Haga clic sobre ellas para leerlas.

Juan 6:29 “Respondió Jesús y les dijo: Esta es la obra de Dios, que creáis en el que él ha enviado.”

Siempre escucho a muchos creyentes decir que están haciendo la “obra de Dios”  porque piensan que la obra de Dios es predicar, evangelizar, congregarse e invitar a otros a hacer lo mismo, piensan que la obra de Dios es tener un puesto importante en la iglesia para así servirle a Dios.

Pero permítame sacarle de su error si ese es también su pensamiento todo lo anterior descrito es muy importante y necesario pero el hacer esas cosas no es hacer la obra de Dios, sino la voluntad de Dios. Lea por favor Juan 4:34. Entienda esto la voluntad de Dios en nuestro Señor Jesucristo era terminar una obra que empezó en Génesis; osea dar a conocer el amor y la misericordia de Dios a la humanidad.

Y usted dirá pero es lo mismo. No, no es lo mismo porque el Señor Jesús dice que la obra de Dios es que creáis al que Dios ha enviado. Digo esto porque muchos hacen todo lo anterior salen a las calles y evangelizan, en la iglesia sirven, predican en un púlpito, ministran la alabanza pero la obra de Dios que es creer completamente en el Señor Jesucristo en ellos mismo no se ha hecho; siguen con envidias, egoísmos, mentiras, hurto, fornicaciones, adulterios, amarguras, rencores, lascivia, idolatrías, celos, iras, contiendas y cosas semejantes; que siguen pululando en el interior del corazón y que se encuentran arraigadas en el alma. Es decir en ellos aunque testifican del Señor con palabras siguen haciendo o ejerciendo las obras de la carne. La obra de Dios en el interior del hombre es humillarse ante él, reconocer que él es Dios, que él nos hizo y no nosotros a nosotros mismos, que somo hechura suya, obra de sus manos, que él tiene el control, que él lo sabe y lo conoce todo.

La obra de Dios es que rindas todo tu ser y deposites toda tu confianza en Jesús y esperes en él así como también él lo hizo con el Creador.

Así que amado lector antes de hacer la obra exterior procure hacer la obra interior en su vida y entonces realmente estará haciendo la obra de Dios. Usted debe creer y obedecer a todo lo que el Señor Jesús enseñó; usted debe creer en el perdón, en la restauración, en la sanidad, en la liberación, en el cielo, en el infierno pero sobre todo usted debe creer y prepararse para su venida y que toda obra hecha en los demás y no en sí mismo no le dará salvación. Recuerde haciendo una cosa sin dejar de hacer la otra. Permítale hoy al Espíritu Santo escudriñar su vida y ver si en ella se está haciendo o no la ¡LA OBRA DE DIOS!

Que el Señor le continúe bendiciendo, su Pastor y Amigo Jorge Luis. Rellene el siguiente formulario con su petición de oración, testimonios o comentarios.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.