Mi Redentor

redentorTodas las citas bíblicas han sido tomadas de la versión Reina Valera de 1960 a menos que se indique lo contrario. Haga clic sobre ellas para leerlas.

Job 19:25 “Yo sé que mi Redentor vive…”

El término redención significa «liberado, devuelto mediante el pago de un rescate». Los israelitas fueron redimidos de Egipto por el gran poder de Dios. De ahí, el tema pasa a la redención del alma o de la vida, perdida a causa del pecado. El hombre no puede dar a Dios en rescate por su hermano: porque la redención del alma es de gran precio, y no se logrará jamás: esto es, se tiene que abandonar toda esperanza de darse uno mismo por el rescate.

La idea principal en la redención es soltar o liberar. El PECADO mantiene al hombre en servidumbre y, por tanto, la salvación incluye el librarlo de esa esclavitud. En Cristo Jesús, Dios pagó el precio completo de la redención del género humano (Colosenses 1.13). Redención es liberación del poder de las tinieblas, a fin de vivir bajo la soberanía o el reino del amor de Dios. En el Antiguo Testamento encontramos la declaración de que Dios es su redentor así mismo lo declara David y el profeta Isaías.

En el Nuevo Testamento eran muchos los que esperaban la redención divina. Jesucristo realiza esta redención por medio de su SANGRE vertida en la cruz . El mismo habló de “dar su vida en rescate por muchos” (Mateo 20:28); y Pablo dice que Cristo “se dio a sí mismo en rescate por todos” (Primera de Timoteo 2:6) para una redención que es eterna. Él, pues, tomó nuestro lugar, y recibió el castigo que nosotros merecíamos por nuestros pecados. Por tanto, un efecto justo y lógico de esta obra redentora en nosotros debe ser glorificar a Dios mediante una vida pura y fructífera, tanto en lo material como en lo espiritual. La redención abarca al hombre como un todo y como tal lo transforma.

Pero el tema principal de todo es este y es el de reconocer que usted necesita ser redimido; que usted pueda entender que por sus propios medios no puede salvar su alma ni dar ningún pago por ella; al entender o comprender su necesidad de ser salvo, rescatado del mal y clame a Jesús y lo declare como su Señor entonces habrá redimido su alma a través de él.

La redención de JESUCRISTO no es solo del alma es también la liberación de todas y cada una de las necesidades como dice el apóstol Pablo “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece” (Filipenses 4:13).

Que el Señor le continúe bendiciendo, su Pastor y Amigo Jorge Luis. Rellene el siguiente formulario con sus peticiones de oración, testimonios y comentarios.

Anuncios

Publicado por Pastor Jorge Luis

Pastor Evangélico

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: