Consuelo de lo alto

consueloTodas las citas bíblicas han sido tomadas de la versión Reina Valera de 1960 a menos que se indique lo contrario. Haga clic sobre ellas para leerlas.

Salmos 119:76 Sea ahora tu misericordia para consolarme, Conforme a lo que has dicho a tu siervo.”

¿Alguna vez ha sido reprendido por su padre o madre?. De seguro que si y por ello usted hoy tal vez sea una mejor persona o una persona de provecho para la sociedad y la comunidad donde vive. Muchas de la reprimendas de los padres no eran entendidas en esos momentos y llegábamos a pensar que eran unos tiranos; que solo hacían ordenar y nada más. Pero hoy cuando algunos somos padres comprendemos la importancia de la obediencia; ya que queremos que nuestros hijos no sufran ningún daño.

Cuántas veces se fue a la cama sin cenar por estar enojado con sus padres; cuantas veces quiso irse de casa porque pensaba que la vida de sus amigos era mejor que la suya y que en otra casa le iría mejor, cuantas veces dejó de hablarle a sus padres (si aun sigue sin hablarles, es tiempo de pedir perdón y dar las gracias por la corrección). Cuantas veces quiso cambiar de padres; pero permítame decirle que sus padres nunca se arrepintieron de tenerlo por hij@.

Lo mismo sucede con el trato con Dios. Él como Padre Celestial está en el derecho de corregirnos y nosotros tenemos la obligación de someternos y obedecerle y es así de esa manera como su consuelo y misericordias nos alcanzan. Las misericordias de Dios son misericordias tiernas, como las misericordias de un padre, o la compasión de una madre por su hijo. Ellas nos alcanzan cuando no somos capaces de ir a ellas.

Cuando se soporta la disciplina de Dios; él nos recibe como a hijos (Hebreos 12:6-11). Si usted entiende que era necesaria la disciplina en su vida porque se estaba deslizando hacia el mal; entonces las cosas que suceden en su vida usted ve  y siente que las misericordias de Dios son verdaderas (Romanos 8:28)Y llega al conocimiento y ese conocimiento trae confianza a su vida de que cualquiera que sea la situación que pueda estar viviendo; Dios traerá consuelo (Segunda de Corintios 1:3-4).

El consuelo que usted necesita está en la Palabra escrita; en la Biblia. Palabras que llevan siglos hablando a la humanidad para darles consuelo en medio de sus tribulaciones. Dios ya ha hablado; y lo que usted debe preguntarse es ¿He creído a su anuncio; he obedecido a sus mandamientos? Sea cual sea la aflicción Dios ya ha hablado acerca de ella y sino se acuerda de ninguna de sus promesas he aquí le dejo una… “en el mundo tendréis aflicción, pero confiad que así como yo vencí vosotros también venceréis” (Juan 16:33).

Reciba hoy el consuelo y alabe a Dios. Acepte su disciplina y dele gracias por cuidar de usted y de toda su casa. Que el Señor le continúe bendiciendo, su Pastor y Amigo Jorge Luis.

Rellene el siguiente formulario con sus peticiones de oración.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.