La escoria

oroTodas las citas bíblicas han sido tomadas de la versión Reina Valera de 1960 a menos que se indique lo contrario. Haga clic sobre ellas para leerlas.

Job 23:10 Mas él conoce mi camino; Me probará, y saldré como oro.”

Cuando un bebé nace, es como oro puro, sin escorias, sin defectos en ellos se refleja la gracia, el amor y la misericordia de Dios, sin importar raza, lenguaje o color de piel en todos está el reflejo de su Creador. Pero con el transcurrir de los años, el oro empieza a perder su brillo más no su valor y es cuando el joyero hace su trabajo cuando esa pieza llega a sus manos. Cuando usted y yo llegamos a los pies de Cristo (suponiendo que ya usted le entregó su vida); llegamos como el buen oro pero sin brillo, ennegrecido por causa del pecado, la falta de perdón etc. (Lamentaciones 4:1).

Toda la humanidad es preciosa a los ojos del Señor y quien la menosprecia no es Dios sino aquel que aborrece al Creador, Satanás y sus demonios. Un Padre menosprecia a su hijo, una madre a su hija, un esposo a su esposa, un hermano al otro; olvidándose o sin saber que son obras de gran arte y valor. Lo que antes era valorado ahora es menospreciado por causa del pecado y la desobediencia a Dios (Lamentaciones 4:2). Usted es de gran estima a los ojos de Dios y de su Hijo Jesucristo, pero debe pasar por las manos del joyero para recobrar su brillo y así ser el reflejo de su gracia y poder.

El joyero (Jehová) pone el oro en un crisol, en el fuego, y lo hace hervir hasta que hace burbujas y brilla. Cierne todas las impurezas que salen a la superficie, y sabe que cuando pueda verse reflejado él mismo en esa superficie, el oro es puro. Eso es lo que el Señor hace cuando usted experimenta problemas. Cuando Él puede ver su reflejo reproducido en su vida, entonces usted como oro refinado, esta listo para Su uso y para Su gloria.

―Pero, ¿qué de aquellas cosas que Él está quemando en mi vida? Bueno, si las está quemando, es porque usted no las necesita. Si usted las necesitara, su amoroso Padre se aseguraría de que las mantenga. El oro no se queja, no se lamenta del fuego porque sabe que al final es lo mejor para él. Todo lo que Dios quite o esté quitando de su vida se llama escoria, si lo necesitara su Padre Celestial tendría el cuidado de mantenerlo y evitaría que se quemara.

¿Ha quitado Dios algo de su vida, recientemente, que usted pensó que no podría vivir sin ello? Piénselo y agradézcale a Dios.

Que el Señor le continúe bendiciendo, su Pastor y Amigo Jorge Luis. Rellene el siguiente formulario con sus peticiones de oración.

Anuncios

Publicado por Pastor Jorge Luis

Pastor Evangélico

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: