Que tu oración llegue al cielo

oracion-fragancia-del-cieloTodas las citas bíblicas han sido tomadas de la versión Reina Valera de 1960 a menos que se indique lo contrario. Haga clic sobre ellas para leerlas.

Segunda de Crónicas 30:27 “Después los sacerdotes y levitas, puestos en pie, bendijeron al pueblo; y la voz de ellos fue oída, y su oración llegó a la habitación de su santuario, al cielo.”

Cómo saber si tu oración llega a la habitación de Dios y no se queda en el techo de tu habitación. Cómo saber que tu oración por aquellas personas por quien oras, e intercedes han sido oídas por Dios.

Es el deseo de Dios responder a tus oraciones y peticiones conforme a su poder y gloria que son permanentes y eternas; pero también es el deseo de Dios que te acerques a Él en santidad. Muchas oraciones o rogativas, o peticiones no reciben respuesta porque son hechas por labios y corazones no convertidos. Usted  no puede creer que en su vida egoísta, llena de envidia, de amargura, altiva, soberbia; Dios pueda responder a lo que pide, ya que la única manera para ser escuchado por Dios es ser un sacerdote, un levita (adorador), consagrado por la sangre de nuestro Señor Jesucristo, ya que Él por su sacrificio en la cruz, es quien nos hace aceptos para Dios. Lea por favor Apocalipsis 5:10.

Y es sólo por el Espíritu Santo que podemos ser escuchados y recibidos por Dios Padre. La Escritura del inicio dice que quién oró por el pueblo era los sacerdotes y levitas que había tomado la decisión de santificarse para estar en la presencia de Dios (Lea todo el capítulo de segunda de Crónicas 30).

Quiere que su oración sea escuchada, recibida en la misma presencia de Dios, consagre su vida. Apártese de todo mal aquellos que invocan el nombre de Cristo y recibirá el sello, el Espíritu Santo que le otorga una gran entrada a la misma presencia de Dios, porque está contigo y en ti. (Segunda de Timoteo 2:19).

Oración: Espíritu Santo llévame a toda santidad, ayúdame a dejar todo aquello que es ofensivo a mi Dios Padre Celestial y a su Hijo Jesucristo mi Señor y Salvador. Aleja de mi la ira, la contienda, el pleito, la amargura, la envidia, el rencor, el egoísmo, la iniquidad, la maldad y todo aquello que estorba mi relación contigo e impide que mi oración sea escuchada en el cielo, en el nombre de Jesús. Amén y amén.

Que el Señor le continúe bendiciendo, su Pastor y Amigo Jorge Luis. Rellene el siguiente formulario con sus peticiones de oración.

Publicado por Pastor Jorge Luis

Pastor Evangélico

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: