Vuélvete a mí, dice el Señor

53625Todas las citas bíblicas han sido tomadas de la versión Reina Valera de 1960 a menos que se indique lo contrario. Haga clic sobre ellas para leerlas.

Oseas 14:2 “Llevad con vosotros palabras de súplica, y volved a Jehová, y decidle: Quita toda iniquidad, y acepta el bien, y te ofreceremos la ofrenda de nuestros labios. “

El pueblo podía regresar a Dios y pedirle que perdonara sus pecados. Usted puede hacer lo mismo y sus pecados serán perdonados, porque para eso murió Cristo en la cruz (Juan 3:16).
El perdón comienza cuando vemos lo destructivo que puede ser el pecado y la futilidad de vivir sin Dios. Luego tenemos que reconocer que no podemos salvarnos a nosotros mismos, y que nuestra única esperanza es la misericordia de Dios. A pesar de que no podemos demandar el perdón, podemos tener la seguridad de que Dios nos ha perdonado porque Él es misericordioso y amoroso y quiere restaurarnos, del mismo modo que quiso restaurar a Israel.

Muchos dirán que he de volverme, “no hago mal a nadie” pero cuando fumas, te emborrachas o te drogas; sí que haces mal. Dirás que sólo te lo haces a ti, y eso es suficiente. Cuando idolatras, a ti mismo o a otros, creyendo tener la razón y apoyándote en tus propios pensamientos y caminos. Es que has dejado de lado al Señor.

Presenta “ofrenda de nuestros labios” es ofrecer una ofrenda de alabanza a Dios en vez de ofrecer un sacrificio. Es un sacrificio espiritual en vez de físico. Antes se presentaban sacrificios de animales para expiar el pecado, pero el sacrificio de alabanza es agradecer a Dios el perdón que recibimos gracias al sacrificio de Jesucristo, el Cordero de Dios. Un creyente puede ofrecer continuamente sacrificios espirituales de alabanza (Hebreos 13:15 y Primera de Pedro 2:5). Él no pide sacrificios costosos, sino palabras de sincero arrepentimiento y no sólo palabrería o palabras vacías llenas de un corazón orgulloso y no arrepentido.

Tienes que considerar tus pecados, tus necesidades y el remedio; y no tienes que llevar sacrificios, sino palabras que declararan los deseos de tu corazón, y con ellas hablar al Señor.

Oración: Amado Padre Celestial, hoy me vuelvo a ti en santidad y amor, reconociendo mi pecado por alejarme de ti y de tu verdad; negando con mis acciones la gracia redentora que me has dado a través del sacrificio de tu Hijo mi Señor y Salvador Jesucristo. No sólo de labios sino de todo corazón reconozco que apartado de ti nada puedo conseguir y por eso te pido que perdones, restaures, restituyas, prosperes y recuperes todo en mi vida en el nombre Poderoso de Jesús. Amén y amén.

Que el Señor te continúe bendiciendo, tu Pastor y Amigo Jorge Luis. Rellene el siguiente formulario con tus peticiones de oración.

Anuncios

Publicado por Pastor Jorge Luis

Pastor Evangélico

One thought on “Vuélvete a mí, dice el Señor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: