Estoy llamando a tu puerta

puertaTodas las citas bíblicas han sido tomadas de la versión Reina Valera de 1960 a menos que se indique lo contrario. Haga clic sobre ellas para leerlas.

Apocalipsis 3:20 “Mira, aquí estoy llamando a la puerta. Si alguien escucha mi voz y abre la puerta, entraré, cenaré con él y él conmigo.” versión PDT – Palabra de Dios Para Todos.

La iglesia de Laodicea era rica y se sentía satisfecha de sí misma, pero no contaba con la presencia de Cristo. El estaba llamando a la puerta del corazón de los creyentes, pero ellos estaban tan ocupados disfrutando de los placeres mundanos que ni se daban cuenta de que El intentaba entrar. Los placeres de este mundo -dinero, seguridad, bienes materiales- pueden ser peligrosos porque su satisfacción temporal nos puede volver indiferentes al ofrecimiento de Dios de darnos satisfacción eterna. Si descubre que es indiferente a la iglesia, a Dios o a la Biblia, ha empezado a sacar a Dios de su vida. Siempre déjele abierta a Dios la puerta de su corazón, y así lo oirá cada vez que llame. Dejar que entre es su única esperanza de satisfacción total.

Cristo quedó afuera; llama por los tratos de su providencia, las advertencias y las enseñanzas de su palabra y la obra de su Espíritu. Cristo, con su palabra y Espíritu, y por gracia, aún sigue viniendo a la puerta del corazón de los pecadores. Los que le abran disfrutarán de su presencia. Si los que encuentre sirven sólo para una pobre fiesta, lo que Él trae la hará rica. Él dará una nueva provisión de gracia y consuelos.

Muchos se hacen llamar seguidores de Jesucristo, hablan de Jesús, dicen que son de Jesús, dicen que Jesús está en sus vidas; pero la realidad es que como Él mismo dice, sigue tocando a la puerta para que le abras. Deja la inmoralidad espiritual, deja la hipocresía espiritual, deja de creer que en tus borracheras, egoísmo, adulterio, fornicación, idolatrías, vanidad, vanagloria está Jesús. Porque la verdad amado lector es que Jesús sigue tocando a tu corazón para que vengan tiempos de refrigerio y salvación en su nombre si puedes ser lo suficientemente inteligente, sabio y entendido para abrirle.

Recuerda lo que Él mismo dice: “No todo el que afirma que yo soy su Señor entrará en el reino de Dios. Sólo entrará el que obedezca a mi Padre que está en el cielo.” (Mateo 7:21

Si dices que Él es tú Señor entonces tienes que hacer lo que Él dice y no lo que tú quieres, tienes que buscarle y adorarle como Él pide y no cómo a ti te gusta (Lucas 6:46)

En la conclusión se halla la promesa para el creyente vencedor. El mismo Cristo tuvo tentaciones y conflictos; los venció a todos y fue más que vencedor. Los que son como Cristo en sus pruebas, serán hechos como Él en gloria. Algo que no debes olvidar es lo siguiente y es que aunque ahora sea Cristo quien toca la puerta por medio de aquellos que envía a tu vida; llegará un día; y ese día vendrá cuando seas tu quien le pida al Señor que te deje entrar (Mateo 25:11; Lucas 13:25-27)

Que el Señor les continúe bendiciendo, su Pastor y Amigo Jorge Luis. Rellene el siguiente formulario con sus peticiones de oración.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.