Marcando las promesas de Dios

promesasTodas las citas bíblicas han sido tomadas de la versión Reina Valera de 1960 a menos que se indique lo contrario.

Génesis 12:7 “El SEÑOR se le apareció a Abram y le dijo: «Les daré esta tierra a tus descendientes». Abram le construyó ahí un altar al SEÑOR, que se le había aparecido.”

Permítame hacerle una pregunta, si a usted alguien le dice que le va a dar una herencia para que la disfrute no sólo usted sino toda su descendencia ¿Cuál sería su actitud? El Señor se le apareció  a Abram y le dijo que le daba la tierra para él y los suyos para siempre; entonces ante tal declaración de parte de Dios Abram no tenía nada más que ofrecer sino adoración. Porque ¿Qué se le puede dar al que es dueño de todo?

Abram firmó, selló la promesa recibida con la adoración. No había imagen que él adorara, sólo escuchó la voz de Dios y le creyó; él no fue a fundir oro o plata, o a cortar un árbol o a tallar una piedra parta hacerse un dios y así adorarlo y todos supieran que tenía un dios. ¡No! lo que hizo fue levantar un altar de adoración como símbolo de su confianza en aquel que le había hablado y prometido.

Dios estaba tratando con Abram no meramente en su capacidad personal y privada sino con una mira hacia intereses más altos y más importantes en los siglos venideros. Los altares simbolizaban comunión con Dios y conmemoraban encuentros significativos con Él. Construidos de piedras y tierra, a menudo los altares permanecían en esos lugares por años como recordatorios continuos de la protección y las promesas de Dios.
Abram construía con regularidad altares a Dios por dos razones: 1._ para orar y adorarlo, y 2._ para recordar la promesa de Dios de que lo bendeciría. No hubiera podido sobrevivir espiritualmente sin la renovación regular de su amor y lealtad a Dios. Construir altares lo ayudaba a recordar que Dios era el centro de su vida. La adoración frecuente nos ayuda a recordar lo que Dios desea y nos motiva a obedecerle.

¿Recuerdas alguna promesa hecha por Dios, por medio de su Palabra? Si es así por qué no aprovechas y levantas una adoración en el altar de tu corazón marcando y sellando así su promesa.

Oración: Amado Padre Celestial, por medio de Jesucristo mi Señor y Salvador me has dado grandísimas, preciosas y poderosas promesas. Por eso hoy te honro, alabo y glorifico tu Nombre alejándome de la corrupción que hay en este mundo por causa de la idolatría, la vanidad y la vanagloria de los ojos. Yo creo en todas y cada una de tus promesas porque tu no eres un Dios que miente o engaña. Todo lo he recibido por fe, la fe que tengo en tu Hijo mi Señor Jesucristo que cada día me lleva de gloria en gloria, de poder en poder y de triunfo en triunfo por medio del Espíritu Santo mi amigo. Amén y amén.

Que el Señor le continúe bendiciendo, su Pastor y Amigo Jorge Luis. rellene el siguiente formulario con sus peticiones de oración.

Anuncios

2 Replies to “Marcando las promesas de Dios”

  1. Gracias señor por la vida de tu siervo. El señor habla a mi vida a trves de su mensaje. Yo me apoderó de esa promesa dada que yo y mi casa serviremos a Jehová. Alabo y adoro su nombre Jesús Dios de mi salvación, de mi primera, segunda, tercera, y cuarta generación. Dios lo bendiga pastor Jorge Luis.

Responder a Carolina Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.