El toque fresco de tu amor

a1rgzdpciai7keoTodas las citas bíblicas han sido tomadas de la versión Reina Valera de 1960 a menos que se indique lo contrario. Haga clic sobre ellas para leerlas.

Salmos 85:6-7 Por favor, vuelve a nosotros y danos vida de nuevo. Haz que tu pueblo se sienta feliz de ser tuyo. SEÑOR, muéstranos tu fiel amor y sálvanos.” versión PDT – Palabra de Dios para Todos

La sensación de las aflicciones presentes no debe anular el recuerdo de misericordias anteriores. El favor de Dios es la fuente de la felicidad para las naciones y para las personas en particular. Cuando Dios perdona el pecado, lo cubre; y cuando cubre el pecado de su pueblo, lo cubre todo.

En ellos hubo un cambio: el arrepentimiento que trae el perdón; y un cambio en Dios: el abandono de su enojo que trae paz. Sólo cuando usted decide apartarse del mal, entonces verá y comprenderá y sentirá el amor de Dios en su vida; ya que no es en vano cuando la Escritura dice en Juan 3:16 que: “De tal manera amé al mundo que he dado a mi Hijo…” Hasta que usted no sea sincero con usted mismo y reconozca su pecado no podrá entender ni disfrutar del amor de Dios que es en Cristo Jesús.

El Señor Jesucristo es la muestra del amor de Dios hacia usted y toda la humanidad. Pero es la humanidad la que debe entender que necesita de ese amor y alejarse de todo mal para que vengan de parte de Dios, años de refrigerio, de descanso, de paz. (Hechos 3:19).

El salmista pedía a Dios que renovara a su pueblo. Dios es capaz de renovar a las iglesias y a los individuos. Puede derramar su amor sobre nosotros, nos puede hacer que lo volvamos a amar. Si usted necesita un avivamiento en su iglesia, en su familia o en su vida espiritual, pida a Dios que le dé un toque fresco de su amor.

Sólo el amor de Dios cambia, transforma, lo llena todo. Pídale hoy de su amor; no sólo para usted sino para toda su familia (hijos, madres, padres, hermanos, esposo, esposa etc.). Él siempre ha estado dispuesto para ti y por ti, así que hoy no menosprecies su amor sino que pídele que una vez más que lo grande y fresco de su amor te inunde.

Oración: Amado Padre celestial, te doy las gracias por lo grande y bello de tu amor, con que me has amado. Tu amor inunda mi ser; como las aguas cubren la mar. Hoy cambio mis razones para odiar, de venganza, de enemistad; hoy cambio el ardor de la ira y el enojo; hoy abandono toda maldad y pecado, por la brisa fresca de tu amor en el Nombre de Jesús y por medio del Espíritu Santo. Amén, amén y amén.

Que el Señor les continúe bendiciendo. Su Pastor y Amigo Jorge Luis. Rellene el siguiente formulario con sus peticiones de oración.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.