Doble ánimo

ánimo

Todas las citas bíblicas han sido tomadas de la versión Reina Valera de 1960 a menos que se indique lo contrario. Haga clic sobre ellas para leerlas.

Santiago 1:8 “El hombre de doble ánimo es inconstante en todos sus caminos.”

Si usted ha tenido la oportunidad de ver a menudo el vaivén constante de las olas gigantescas del mar, sabe cuán inquietas son, sujetas a las fuerzas del viento, de la gravedad y de la marea. La duda lo deja a uno tan vacilante como las olas movidas de un lado para otro. Si usted quiere evitar que se le trate así, crea que Dios sabe qué es lo mejor para usted. Pídale sabiduría, y confíe en que Él se la dará. Al hacerlo, sus decisiones serán confiables y seguras.

Una mente inestable no está plenamente convencida de que el método de Dios es el mejor. Trata la Palabra de Dios como un consejo humano cualquiera y se queda con la opción a desobedecer. Vacila entre la lealtad a sus sentimientos subjetivos, los conceptos del mundo y los mandamientos de Dios. Si su fe es nueva, débil o de mucho esfuerzo, recuerde que usted puede confiar en Dios. Luego sea leal a Él. A fin de estabilizar sus fluctuaciones y dudas mentales, ríndase por completo a Dios.

Una mente que se ocupe en considerar, de manera única y dominante, su interés espiritual eterno, y que se mantiene firme en sus propósitos para Dios, crecerá sabia por las aflicciones, continuará ferviente en sus devociones y se levantará por sobre las pruebas y las oposiciones. El hombre de doble ánimo es una persona arrastrada en dos direcciones opuestas. Sus lealtades están divididas, y a causa de su falta de sinceridad, vacila entra la fe y la incredulidad, pensando algunas veces que Dios le ayudará y renunciando en otras ocasiones a toda esperanza. Tal persona es inconstante en todos sus caminos, no sólo en su vida de oración. La falta de consistencia en el ejercicio de su fe pone al descubierto la esencia de su manera de ser.

el hombre de doble ánimo es uno con doble alma según la traducción literal; es decir un alma dirigida a Dios y otra dirigida a cualquier cosa por lo tanto no prospera ni avanza en nada de lo que hace. Es inconstante en sus relaciones personales; un día ama y al otro ya no tanto, un día perdona pero al instante vuelve a odiar y abrigar el rencor. Un día dice que “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece”  pero al día siguiente no quiere saber nada de Dios ni de Cristo. Alguien así no puede creer que pueda prosperar en nada de lo que hace. Cree en Dios Padre, en su Hijo Jesucristo y en el Espíritu Santo de Dios; pero también cree en que los ídolos tienen poder, cree en la brujería, en la hechicería, en la santería y en cosas semejantes. Jamás podrá ver su deseo cumplido quien haga tal cosa.

¿En que vas a afirmar tu pensamiento hoy? Dios no tiene duda de lo que quiere hacer contigo a través de la fe en su Hijo Jesucristo. Jesucristo no tuvo ninguna duda en ir a la cruz por ti. El Espíritu Santo no tiene dudas para revelarte y enseñarte la Palabra de Dios. ¿y tu, sabes lo que Dios quiere para ti?

Que el Señor le continúe bendiciendo, su Pastor y Amigo Jorge Luis. Rellene el siguiente formulario con sus peticiones de oración.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.