El verdadero perdón

perdónTodas las citas bíblicas han sido tomadas de la versión Reina Valera de 1960 a menos que se indique lo contrario. Haga clic sobre ellas para leerlas.

Mateo 18:15 “Si tu hermano hace algo malo, ve y habla a solas con él. Explícale cuál fue el mal que hizo. Si te hace caso, has recuperado a tu hermano.” versión PDT.

En Segunda de Corintios 5:17-19, el apóstol Pablo enseña que a nosotros se nos perdonó, Dios perdonó todas y cada una de nuestras faltas a través de Jesucristo. Fue Él quien tomó la decisión de reconciliarse con nosotros y perdonarnos; olvidando todas nuestras faltas. Pablo dice que todo lo viejo de la vida del hombre, todo pasado pecaminoso Dios lo perdonó y lo olvidó para hacerse amigo. Los cristianos son nuevas criaturas desde su interior. El Espíritu Santo les da vida nueva y ya no serán los mismos jamás. No hemos sido reformados, rehabilitados o reeducados; somos una nueva creación, viviendo en unión vital con Cristo. Convertirse no es dar la vuelta a una hoja nueva, sino empezar una vida nueva bajo un nuevo Maestro; Jesucristo el Señor.

Dios nos atrae hacia sí mismo (nos reconcilia), borra nuestros pecados (Lea por favor Efesios 2:13-18) y nos hace justos. Dejamos de ser enemigos, extraños o extranjeros para Dios, cuando confiamos en Cristo. Al ser reconciliados con Dios, tenemos el privilegio de animar a otros para que hagan lo mismo, y de esa manera somos aquellos que tienen “el ministerio de la reconciliación”.

Y éste es el punto de que si usted ha sido perdonado de todo pecado, maldad, desobediencia, etc. cuanto más debe entregar el mismo perdón con el cual ha sido perdonado a quien le ofende. Usted puede decir que ya ha perdonado muchas veces y que no es tonto o tonta para seguir perdonando (no hablo de maltrato en ninguna de sus expresiones). Pero antes de decidir cuantas veces más va a perdonar pregúntese ¿Si mido con esta vara, soportaré yo que se me mida igual?

Nuestro versículo de inicio le invita al diálogo, a ser un verdadero embajador de Cristo a ejecutar fielmente su ministerio de reconciliación con los de afuera. No está en usted decidir a quién perdona ni a quién no; porque de la misma manera que juzgues serás juzgado. Así que si tu prójimo te ofende; repréndele con amor y paciencia; con la misma paciencia que Dios tiene diariamente contigo.

Tu ahora eres un administrador y un embajador de Cristo; así que perdona y olvida así como Dios ha hecho contigo.

Que el Señor le continúe bendiciendo, su Pastor y Amigo Jorge Luis. Rellene el siguiente formulario con sus peticiones de oración.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.