Mi Defensor

defensor

Todas las citas bíblicas han sido tomadas de la versión Reina Valera de 1960, a menos que se indique lo contrario. Haga clic sobre ellas para leerlas.

Segunda de Crónicas 32:7-8 «Sean fuertes y llénense de valor. No tengan miedo y no se espanten ante el rey de Asiria y ante el numeroso ejército que trae consigo, porque hay más con nosotros que con él. De su lado está la fuerza humana pero a nuestro lado está el SEÑOR nuestro Dios para ayudarnos y luchar nuestras batallas». El pueblo tuvo confianza en las palabras de Ezequías, rey de Judá.”(Versión PDT).

Ezequías pudo ver con los “ojos de la fe”. El número de sus oponentes no significaba algo mientras él estuviera del lado de Dios. La victoria se logra “no con ejército, ni con fuerza, sino con mi Espíritu, ha dicho Jehová de los ejércitos” (Zacarías 4:6). Ezequías pudo alentar con seguridad a sus hombres porque no tenía duda alguna de su posición con Dios. ¿Está usted del lado de Dios? Puede ser que nunca tenga que enfrentarse a un ejército enemigo, pero las batallas que tiene que enfrentar diariamente pueden ganarse con la fuerza de Dios.

Dios proveerá, pero nosotros también. Debes hablar palabras de ánimo desde tu espíritu a tu alma para luego poder alentar a los demás que puedan hallarse en la misma situación en la que puedas encontrarte. Ezequías reunió a su pueblo y les habló consoladoramente. La confianza en Dios nos levantará por sobre el miedo imperante en el hombre. De su boca deben salir palabras que estimulen la confianza en el Señor; tus hijos, esposo o esposa, padre o madre, hermanos que te ven como líder; esperan oír y ver la paz que hay en ti, por la fe en el poder de Dios. Proverbios 11:11 dice: La bendición de la gente honesta engrandece una ciudad, pero la boca de los malos la destruye. (versión PDT)”. Que las palabras de tu boca sean las necesarias para edificar, alentar y levantar a aquellos que te escuchan.

Si el Señor Dios Todopoderoso Elohím, Adonai está de tu parte por ser su hijo al creer en el Nombre de Jesús, nada debes temer, nada puede hacerte el hombre por mucho ejercito, dinero o contactos que tenga. El Señor ha dicho: No te dejaré, nunca te desampararé”  por lo tanto puedes decir “El Señor es mi ayudador; no temeré lo que me pueda hacer el hombre.” (Hebreos 13:5-6).

El evento en Ezequías fue que durante la noche el ángel de Jehová se paseo por el campamento asirio y hubo una gran devastación. Amad@s mi consejo es que descanses en el Señor porque mientras tu duermes Él sigue despierto y como dice el Salmo 30:5 “…Por la noche durará el lloro, Y a la mañana vendrá la alegría.” No temas, el enemigo no cuenta en tu vida si contigo está el Poderoso de Israel, no importan sus maquinaciones, ni sus contrataciones. Nada ni nadie podrá tocarte, nada ni nadie podrá dañarte; porque quien le toca, toca a la niña de sus ojos.

¿Cuál es el asunto? ¿Quién se levanta contra ti? Delante de ti le verás caer. Sin dudas y sin temor; si tu vives y estás de parte del Señor. José salió de la cárcel a reinar, la mujer adultera el Señor la libró de morir apedreada y fue una de sus más fieles seguidoras; y para mí la primera evangelista del Nuevo Testamento. Los jóvenes en Babilonia se pararon delante del rey Nabucodonosor y le dijeron “Al Dios a quién servimos, Él nos librará”. Y a ti te digo hoy; que: “al Dios a quien sirves, que es el único sabio y poderoso Dios, Jehová de los ejércitos y a su hijo Jesucristo de Nazaret, que ya han peleado por ti, han vencido y te han entregado la victoria. Así que el enemigo ya no cuenta porque ya ha sido despojado, avergonzado y vencido por siempre. ¡ALELUYA!

Oración: Amado Padre Celestial, gracias por la vida que me has dado a vivir, una vida llena de gloria y de triunfos en Cristo Jesús mi Señor y Salvador. Gracias a esta nueva vida no temo a ningún hombre, gobierno o potestad, porque sé que todo está trabajando a mi favor porque conmigo y de mi parte está mi Rey y Señor Jesucristo; por esto afirmo y declaro que nada en mi contra puede prosperar. Me niego a ser una victima de las circunstancias, no soy una victima soy más que vencedor en Cristo Jesús. He sido trasladado a su Reino de Gloria, victoria y paz en el Nombre de Jesús. Amén y amén.

Que el Señor les continúe bendiciendo, su Pastor y Amigo Jorge Luis. Rellene el siguiente formulario con sus peticiones de oración.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s