Soy de su presencia

maxresdefault

Todas las citas bíblicas han sido tomadas de la versión Reina Valera de 1960, a menos que se indique lo contrario. Haga clic sobre ellas para leerlas.

Me mostrarás la senda de la vida; En tu presencia hay plenitud de gozo; Delicias a tu diestra para siempre. Salmos 16:11.

La senda de la vida de la que hace referencia nuestro versículo de inicio, es aquella que lleva a la vida eterna. Es el camino que vino a mostrar nuestro Señor Jesucristo para llegar a la presencia del Padre. Éste es el camino por el cual preguntó Tomás y Jesús le contestó que ese camino era Él. Juan 14:5-6 “Le dijo Tomás: Señor, no sabemos a dónde vas; ¿cómo, pues, podemos saber el camino? Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí”.

Cuando usted vino a Jesús no vino a una religión sino a una senda, un camino que le llevaba a la relación, a la unidad con Él, con el Padre y con el Espíritu Santo para que fueses uno juntamente con ellos. Juan 17:22 “La gloria que me diste, yo les he dado, para que sean uno, así como nosotros somos uno”. Esa gloria de la que Jesús habla es la comunión, es la participación de la naturaleza divina; es habitar en su presencia.

Nuestro versículo de inicio también dice que en la presencia de Dios hay plenitud de gozo. Esta plenitud de gozo no tiene que ver con nada terrenal. Ya que nada de la tierra puede permanecer siempre y por lo tanto lo que ahora te causa alegría después de un tiempo ya no causa el mismo efecto. La palabra plenitud se desprende del griego pleroma que significa aquello que llena o aquello que se llena hasta adquirir carácter completo o de plenitud, pero no cualquier llenura sino la satisfacción de la comunión con Dios por medio del Espíritu Santo. Jesús estaba lleno de la presencia de Dios y ahora de su plenitud tomamos todos. Juan 1:16 “Porque de su plenitud tomamos todos, y gracia sobre gracia”. Pero no solamente de su plenitud; sino que además esa relación nos lleva a recibir gracia, sobre gracia. Esta frase gracia sobre gracia hace referencia a las bendiciones que estaban bajo la ley y que ahora podemos alcanzarlas por medio de la fe en Jesucristo. Esa es la gracia sobre gracia que hemos recibido. No la hemos comprado, no ha sido por nuestros esfuerzos sino por la pura voluntad de nuestro Padre Celestial ¡Aleluya!

Asimismo, el salmista dice que hay delicias a tu diestra para siemprecómo podía saber el rey David esto. Como sabía él que a la diestra de Dios hay delicias; o como dice en otras versiones “a tu derecha hay placeres que duran para siempre” (PDT). Y era porque quién hablaba allí no era el salmista sino el mismo Señor Jesucristo. A tu diestra o a tu derecha; representa el lugar de honra, de honor. Cuando un rey mandaba a sentarse a su derecha o diestra a algún príncipe; todos los que le vieran sabrían de inmediato que ese príncipe había alcanzado el favor del rey.

De Jesucristo nuestro Señor declara, afirma la Palabra: “quien habiendo subido al cielo está a la diestra de Dios; y a él están sujetos ángeles, autoridades y potestades” (Primera de Pedro 3:22). Él es la diestra de Dios; la diestra de la que habló Moisés y sus predecesores. Es en Jesús la diestra de Dios donde hay plenitud, llenura; es Él quién lo llena todo y sacia todo, no por un momento sino para siempre. Satisfacción, llenura para siempre y por siempre ¡Gloria a Dios!

Así que el fin del discurso es este; en cristo Jesús no tienes necesidad de nada. Él es la columna que sostiene toda tu estructura; Él es el que te sacia de todo bien. Gracias a Él tienes comunión con el Padre porque estás en sus manos y de allí nadie te puede tomar.

Tu no perteneces al maligno ni a ninguna de sus obras; pues sus obras en ti son infructuosas. Tu perteneces a la presencia de Dios, es allí donde eres fuerte, es allí en Cristo donde has recibido gracia sobre gracia, el favor de Jehová está para ti. Fue en Dios donde fortaleció su mano Jonathan hijo de Saúl, fue en Dios donde se fortaleció David cuando solo escuchaba improperios y amenazas de muerte, fue en Dios donde se fortaleció Abraham y echo de sí la debilidad de su cuerpo viejo y es en el Señor donde tú te fortaleces y agradeces por tenerte por fiel y ponerte en el ministerio. Es en la presencia de Dios donde el fuego puede arder en ti como la zarza y no consumirte, es en la presencia de Dios donde ni el maligno ni ninguna de sus maquinaciones pueden alcanzarte ¡Aleluya, aleluya; gloria a Dios!

DECLARACIÓNAmado Padre Celestial, gracias por traerme a tu presencia. Ahora que habito allí entiendo que mi gozo y alegría no son de este mundo, puedo pasar por el fuego y no quemarme, por las aguas y no ahogarme, subir montañas y atravesar los valles y el enemigo no podrá tocarme. Habito en tu presencia donde mi gozo está completo, donde mi alma está saciada de todo el bien que hay en tu diestra. Nunca estaré en desventaja, en derrota ni en maldición porque he puesto al altísimo como mi habitación y en el hueco de su diestra habito seguro eternamente y para siempre escondido bajos sus alas, en el Nombre de Jesús. Amén y amén.

Que el Señor les continúe bendiciendo, su Pastor y Amigo Jorge Luis. Rellene el siguiente formulario con sus peticiones de oración.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.