Aviva Tu Obra

aviva

Todas las citas bíblicas han sido tomadas de la versión Reina Valera de 1960 a menos que se indique lo contrario. Haga clic sobre ellas para leerlas.

Jehová cumplirá su propósito en mí; Tu misericordia, oh Jehová, es para siempre; No desampares la obra de tus manos. Salmos 138:8.

En el libro del profeta Habacuc leemos lo siguiente: “Oh Jehová, he oído tu palabra, y temí. Oh Jehová, aviva tu obra en medio de los tiempos, En medio de los tiempos hazla conocer; En la ira acuérdate de la misericordia.” Habacuc 3:2. El profeta dice algo esplendido para nosotros y es que él ha oído la Palabra de Dios y le embargó un temor santo; y ahora le pide a Dios que avive, que vuelva a mostrar su poder como antes en medio de la dificultad presente que vive toda la nación por causa de los caldeos.

En el versículo 3, Habacuc menciona dos lugares donde se manifestó la gloria de Dios. Temán y Parán. Allí Dios hizo despliegue de su gran poder al traer a Israel a la tierra de Canaán. Allí Débora levantó canción a Dios diciendo: “Cuando saliste de Seir, oh Jehová, Cuando te marchaste de los campos de Edom, La tierra tembló, y los cielos destilaron, Y las nubes gotearon aguas. Los montes temblaron delante de Jehová, Aquel Sinaí, delante de Jehová Dios de Israel.” Jueces 5:4-5. La canción fue el tributo a Dios por la victoria. En la Biblia encontramos varias canciones que alaban a Dios por su ayuda. La de Moisés (Éxodo 15), la de David (Segunda de Samuel 23:1-7) y el del Cordero Santo en Apocalipsis 15:3-4.

Habacuc recuerda la obra asombrosa a favor del pueblo de Israel, cuando este venía de Egipto y las naciones vecinas se le interpusieron como lo hizo Edom (Números 20:14-21). Él declara diciendo que la tierra se llenó de alabanzas al Señor por causa de la victoria. Él está haciendo referencia a esas canciones de Moisés, Débora y David y que ahora al igual que ellos vieron su poder él también lo verá y la tierra volverá a llenarse de su alabanza.

La gloria Shekiná, que protegió y dirigió a Israel en su salida de Egipto y a través del desierto, esa misma presencia sería la misma que se manifestaría con todo su esplendor en la situación que estaban viviendo. Al igual que nadie puede detener el resplandor del sol, así mismo nadie podría evitar la salvación de Dios al desplegar todo su poder. Que no sólo se vería en el cielo sino que su manifestación sería vista en todas las naciones de la tierra. (Habacuc 3:3-4 “Dios vendrá de Temán, Y el Santo desde el monte de Parán. Selah. Su gloria cubrió los cielos, Y la tierra se llenó de su alabanza. Y el resplandor fue como la luz; Rayos brillantes salían de su mano, Y allí estaba escondido su poder”).

Nuestro versículo de inicio de Salmos 138:8 dice: “Jehová cumplirá su propósito en mí; Tu misericordia, oh Jehová, es para siempre; No desampares la obra de tus manos.” El salmista afirma que Dios quién lo ha creado, quién lo formó en el vientre de su madre no le abandonará sino que cumplirá en él todo lo que planeó. Al igual que el salmista el apóstol Pablo dice lo siguiente: “estando persuadido de esto, que el que comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Jesucristo.” Filipenses 1:6.

El asunto está en creer que Dios le ha creado y le ha tomado como pueblo suyo. Que usted es su hijo, su hija y que Él ha hecho todo lo necesario para que usted no padezca ninguna necesidad. Dios llama a su pueblo a la alabanza, al gozo, al júbilo de la salvación pero el pueblo sigue sin entender que no tiene necesidad de nada, porque su Dios y Padre ya ha obrado a favor de ellos. Isaías 49:13 “Cantad alabanzas, oh cielos, y alégrate, tierra; y prorrumpid en alabanzas, oh montes; porque Jehová ha consolado a su pueblo, y de sus pobres tendrá misericordia.” Al igual que antes el pueblo escogido sigue pensando y hablando lo incorrecto delante de Dios Isaías 49:14 “Pero Sion dijo: Me dejó Jehová, y el Señor se olvidó de mí.” Aunque el hombre olvide Jehová Dios nunca olvidará lo que ha creado. Isaías 49:15 “¿Se olvidará la mujer de lo que dio a luz, para dejar de compadecerse del hijo de su vientre? Aunque olvide ella, yo nunca me olvidaré de ti”.

No importa cuál sea tu situación ahora mismo. Él ha prometido sanarte, multiplicarte y prosperarte y su Palabra permanece para siempre al igual que Él es eterno. Él dijo a través del profeta Isaías lo siguiente: “Porque tu tierra devastada, arruinada y desierta, ahora será estrecha por la multitud de los moradores, y tus destruidores serán apartados lejos.” Isaías 49:19. Y Él cumplirá su propósito en ti. Pídale al Señor que hoy avive su obra en medio de ti, en tu espíritu, en tu corazón y levanta canciones de victoria, triunfo y éxitos por todas partes en el Nombre de Jesús ¡Aleluya!

ORACIÓN: Amado Padre Celestial, gracias por la nueva vida que me has dado por tu gloriosa y poderosa voluntad. Hoy te pido Espíritu Santo que avives la obra gloriosa de Mi Padre Celestial en mi vida y en la vida de mis hijos e hijas. Que la Palabra, tu Palabra cobre vida en mi ser; cuerpo, alma y espíritu para la gloria de tu Nombre. Hoy proclamo que ¡Grandes y Maravillosas son tus obras! en mi vida, familia, hogar, profesión, empresa, negocios y ministerio, en el Poderoso Nombre de Jesús. Amén y amén.

Que el Señor Jesucristo les continúe bendiciendo, su Pastor y Amigo Jorge Luis. Rellene el siguiente formulario con sus peticiones de oración y/o testimonios.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.