La vergüenza y confusión eternas no son para ti

1

Todas las citas bíblicas han sido tomadas de la versión Reina Valera de 1960 a menos que se indique lo contrario. Haga clic sobre ellas para leerlas.

De esa manera, desarmó* a los gobernantes y a las autoridades espirituales. Los avergonzó públicamente con su victoria sobre ellos en la cruz. Colosenses 2:15 NTV.

De este versículo subrayamos dos palabras importantes que son: “desarmó y avergonzó”. Los términos utilizados en este versículo son todos militares y la idea es que Cristo ha sometido por completo a nuestros enemigos con su muerte.  Una completa victoria se logró con su muerte de modo que todo está ahora sujeto a Él y no tenemos nada que temer.

Siempre se ha creído que este versículo habla solamente de las huestes de maldad; pero la realidad es que hace relación a todo poder espiritual y esto incluye a los ángeles del cielo. La razón por la cual digo esto es porque los judíos insistían en dar culto a los ángeles ya que según las Escrituras ellos fueron los que dieron la ley a Moisés. Hechos 7:53 “vosotros que recibisteis la ley por disposición de ángeles, y no la guardasteis.” Hebreos 2:2 “Porque si la palabra dicha por medio de los ángeles fue firme, y toda transgresión y desobediencia recibió justa retribución.” En el sacrificio de Jesús en la cruz, Dios le sujetó a Él todos los principados, potestades etc., declarándolos impotentes en cuanto a la obra y al pueblo de Él (Efesios 1:21 “sobre todo principado y autoridad y poder y señorío, y sobre todo nombre que se nombra, no sólo en este siglo, sino también en el venidero”). De modo que, sea cual fuere la parte que se supone que tuvieran los ángeles bajo la ley, ahora, al fin, Dios ahora lo sujeta todo a su Hijo Jesucristo ¡Aleluya!

Así que ninguna fuerza espiritual puede condenarte ni vencerte si estás en Cristo. Ya han sido despojados, desarmados de toda lo que pudieran tener contra ti o tu descendencia. Recuerda que todo aquel que vive bajo la Ley, está bajo maldición y condena si incumple alguno de sus puntos. Gálatas 3:10 “Porque todos los que dependen de las obras de la ley están bajo maldición, pues escrito está: Maldito todo aquel que no permaneciere en todas las cosas escritas en el libro de la ley, para hacerlas.” (Deuteronomio 27:26, Segunda de Corintios 5:21). Los ángeles están para hacer cumplir la Ley de Dios; pero Jesús es el mediador y el que nos ha justificado delante de Dios Padre. Romanos 6:14 “…pues no estáis bajo la ley, sino bajo la gracia.”

El siguiente punto es tan importante como el primero, pero si usted no recibe lo primero, tampoco podrá entender lo que sigue. Nuestro versículo de inicio dice que: “…Los avergonzó públicamente con su victoria sobre ellos en la cruz.” Colosenses 2:15 NTV.

Las huestes de maldad sufrieron una gran derrota, una gran vergüenza con la muerte de Jesús en la Cruz; ya que por ese sacrificio vicario fuimos hallados inocentes y libres de toda ley y juicio. Es decir el poder que tenía satanás y sus huestes espirituales de maldad contra la humanidad quedó anulada con el sacrificio de Jesús. Colosenses 2:14 así lo explica: “Teníamos una deuda porque no cumplimos las leyes de Dios. La cuenta de cobro tenía todos los cargos contra nosotros, pero Dios nos perdonó la deuda y clavó la cuenta en la cruz.” PDT.

Ahora bien el punto principal es este: Satanás y todas sus cohortes ya han sido desarmadas y destituidas de toda autoridad pero sobre todo avergonzadas no sólo para un día sino para siempre; pero esto no les desanima; sino todo lo contrario ellos siguen intentándolo una vez y otra y otra aun a sabiendas que todas sus estrategias y maquinaciones no podrán prosperar contra la iglesia, así lo afirmó el Señor Jesucristo cuando dijo: “…y las puertas del reino de la muerte no prevalecerán contra ella.” Mateo 16:18 BAD.

Ellos, los espíritu inmundos no se cansan, ni fastidian diciendo no voy a seguir intentándolo, no voy a hacer nada más porque siempre fracaso ¡No! Ellos siguen intentando hacer caer el Reino de Dios en la vida del hombre aunque saben que es imposible; pero si consiguen por un momento que tú dudes, te lamentes, temas y por causa de esto desmayes murmurando contra Dios, entonces ya habrán vencido.

La Biblia ya ha establecido que nada de lo que ellos intenten contra ti prosperará. Ningún arma creada o por crear, ni si pasas por las aguas, ni si pasas por el fuego, aunque estés rodeado por leones, aunque un ejército venga contra ti; etc. Nada podrá detenerte ni mucho menos destruirte porque eres un hijo, hija de Dios y por lo tanto lo que es nacido de Dios vence. Primera de Juan 4:4 “Hijitos, vosotros sois de Dios, y los habéis vencido; porque mayor es el que está en vosotros, que el que está en el mundo.” Así que Dios no espera que tú publiques derrota, ni desanimo sino que publiques su alabanza por la victoria que ya tienes en Cristo Jesús.

Los demonios, como los otros ángeles, estaban en los cielos hasta la ascensión de Cristo, y desde su morada celestial influían en los seres de la tierra. Así como el cielo todavía no estaba abierto a los hombres antes del tiempo de Cristo (Juan 3:13 “Nadie subió al cielo, sino el que descendió del cielo; el Hijo del Hombre, que está en el cielo.”), así tampoco estaba todavía cerrado contra los demonios (Job 1:6; Job 2:1). Pero en la ascensión de Cristo, Satanás y los demonios fueron “juzgados” y “echados fuera” por la obediencia de Cristo hasta la muerte. Por esta razón el apóstol Pablo dice que hubo un desfile victorioso, donde Jesús llevaba a los ángeles que se habían revelado contra Dios humillándolos públicamente “Dios les quitó el poder a los espíritus que tienen autoridad, y por medio de Cristo los humilló delante de todos, al pasearlos como prisioneros en su desfile victorioso. Colosenses 2:15 BLS.

 Juan 12:31 “Ahora es el juicio de este mundo; ahora el príncipe de este mundo será echado fuera.”; Juan 16:11“y de juicio, por cuanto el príncipe de este mundo ha sido ya juzgado.”; Hebreos 2:14 “Debido a que los hijos de Dios son seres humanos —hechos de carne y sangre —el Hijo también se hizo de carne y sangre. Pues sólo como ser humano podía morir y sólo mediante la muerte podía quebrantar el poder del diablo, quien tenía* el poder sobre la muerte.” NTV  Apocalipsis 12:5-10Hijo del hombre fue elevado al trono de Dios; de este modo su resurrección y ascensión son un solemne triunfo sobre los principados y poderes de la muerte.

Todo esto nos indica la gran victoria en la que ahora vivimos sobre las huestes de maldad así que si ellos no se cansan de hacer el mal y de creer que pueden vencer (aunque no es así), como no debes tu creer aún más y pararte firme sobre tu victoria que es eterna en el Nombre de Jesús ¡Aleluya!

ORACIÓN: Amado Padre Celestial, gracias por el sacrificio de tu Hijo Jesucristo. Gracias a ese sacrificio hoy puedo vivir por encima de toda necesidad o problema que atormentan al mundo entero. Hoy proclamo mi victoria sobre la muerte, la enfermedad, la ruina, la escasez y el pecado. He sido trasladado a un lugar de gloria y bendiciones eternas por medio de mi fe en Jesucristo mi Señor y salvador. amén y amén.

Que el Señor les continúe bendiciendo; su Pastor y Amigo Jorge Luis. Rellene el siguiente formulario con sus peticiones de oración.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.