Acierta Siempre

acierto

Todas las cita bíblicas han sido tomadas de la versión Reina Valera de 1960 a menos que se indique lo contrario. Haga clic sobre ellas para leerlas.

Entonces respondiendo Jesús, les dijo: Erráis, ignorando las Escrituras y el poder de Dios. Mateo 22:29.

La palabra “errar” de nuestro versículo de inicio es traducción en este contexto del griego  “planao” que significa ser “llevado errante”, “extraviar”, “engañar”. Los saduceos quienes se consideraban así mismos justos (es lo que significa su nombre “justos” o “justicia”). Ellos no creían ni en la resurrección ni en los ángeles y le preguntaban a Jesús acerca de estas cosas. Jesús les contestó que ellos “erraban” que estaban extraviados y por lo tanto extraviaban a otros. Ellos como sacerdotes se creían conocer la verdad y por ello se enfrentaban ante la doctrina que nuestro Salvador Jesucristo estaba predicando. Hoy en día es como si se les dijera a los curas o sacerdotes que llevan años en seminarios estudiando la Biblia; la Palabra de Dios, que aunque conocen lo que ella dice, no por eso conocen la voluntad de Dios.

En cada generación y cultura, los puntos de vista acerca del cielo o la vida eterna tienden a basarse en imágenes y experiencias de la vida presente. Jesús manifestó que estos puntos de vista errados tienen como origen el desconocimiento de la Palabra de Dios. No debemos considerar la eternidad enmarcada en nuestras ideas ni entender a Dios en términos humanos. Debiéramos concentrarnos más en nuestra relación con Dios que en saber cómo es el cielo. Con el tiempo lo sabremos, y veremos que es infinitamente mejor que nuestras expectativas.

Estos enseñan como mandamiento de Dios el adorar imágenes, el participar de borracheras y cosas semejantes. Aparentan ser piadosos pero niegan con sus hechos y enseñanzas lo que significa realmente ser piadoso. El apóstol Pablo dijo lo siguiente inspirado por el Espíritu de Dios “¿No sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios? No erréis; ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los que se echan con varones, ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los maldicientes, ni los estafadores, heredarán el reino de Dios.” Primera de corintios 6:9-10.

No hay poder humano que pueda cambiar el sentido de la Palabra de Dios. Solo los que están extraviados, extravían a los que les siguen. Jesús mismo dijo: “Dejadlos; son ciegos guías de ciegos; y si el ciego guiare al ciego, ambos caerán en el hoyo.” Mateo 15:14. Si usted lee la Biblia pero la enseña como usted quiere intentando pervertir el consejo divino, entienda que el único que se perderá y andará extraviado es usted y todo aquel que siga con usted en el camino.

Muchas personas dicen que caminan con Dios. Pero la Biblia dice así: “¿Andarán dos juntos, si no estuvieren de acuerdo? Amós 3:3. ¿Caminará Jesús contigo sino crees en su Palabra, si no la pones por obra, si te engañas a ti mismo y vives engañando a los demás enseñándoles a adorar dioses de madera, de palo, piedra o cosas semejantes? Jesús dice: “Respondió Jesús y le dijo: “El que me ama, mi palabra guardará; y mi Padre le amará, y vendremos a él, y haremos morada con él.” Juan 14:23. Entienda lo que esto significa. Acaso el que ha dicho que: los injustos, idólatras, fornicarios, adúlteros, borrachos afeminados y los que se echan con hombres, avaros, ladrones, maldicientes, estafadores no heredaran el cielo, ¿porque cree que entonces si practica estas cosas va a ir al cielo? ¿Porque un hombre se lo ha dicho? La Biblia dice: “…sea Dios veraz, y todo hombre mentiroso; como está escrito…” Romanos 3:4.

Si usted quiere una vida nueva como la que vino a dar Jesucristo; usted debe nacer de la verdad. Y la verdad; es la Palabra de Dios que nos es enseñada y revelada por el Espíritu Santo. Ella es la única que le hará infalible en toda buena obra en el Nombre de Jesús. Santiago 1:18 “El, de su voluntad, nos hizo nacer por la palabra de verdad, para que seamos primicias de sus criaturas.”

El mismo apóstol Santiago inspirado por Dios aconseja: “Por lo cual, desechando toda inmundicia y abundancia de malicia, recibid con mansedumbre la palabra implantada, la cual puede salvar vuestras almas. Pero sed hacedores de la palabra, y no tan solamente oidores, engañándoos a vosotros mismos. Santiago 1:21-22.

Así que la decisión de salvar tu propia alma es tuya y de nadie más. Si sigues el consejo del hombre que es contrario a la voluntad de Dios, entonces debes saber que estás condenando a tu propia alma. y aquello que se siembra se cosechará. Es tiempo de cambiar, es tiempo de creerle a Jesús y al Poder que hay en su Palabra. Algunos de nosotros andábamos errados pero conocimos la verdad de Dios que está en Su Palabra y la verdad nos libertó.

ORACIÓNAmado Padre Celestial, gracias por traerme a la verdad de tu palabra por medio de tu Hijo mi Señor y Salvador Jesucristo. Señor Jesús te doy gracias por dejar al Espíritu Santo quien me aconseja y enseña. Hoy renuncio a toda religiosidad, tradicionalismo y huecas sutilezas de filosofías humanas y me rindo ante la inquebrantable Palabra de mi Dios y Creador. En el Nombre de Jesús. Amén y amén.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.