El desea ser encontrado

confia-el-jesus

Todas las citas bíblicas han sido tomadas de la versión Reina Valera de 1960 a menos que se indique lo contrario. Haga clic sobre ellas para leerlas.

Más si desde allí buscares a Jehová tú Dios, lo hallarás, si lo buscares de todo tu corazón y de toda tu alma. Deuteronomio 4:29.

¿Quiere conocer a Dios? Dios prometió a los israelitas que lo encontrarían cuando lo buscaran con toda su alma y con todo su corazón. A Dios se le puede conocer y, Él quiere que lo conozcan, pero tenemos que querer conocerlo. Los actos de servicio y adoración deben estar acompañados de una devoción sincera que salga del corazón. Como dice Hebreos 11:6, “es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan”. Dios premiará a los que buscan una relación con El.

¡Muchos se sienten tentados de mirar a todas partes menos a Dios en cuanto a guía y conducción! Confiamos en los médicos, en los consejeros financieros y en los comentaristas de noticias, pero ¿confiamos en Dios? Busque primeramente el consejo de Dios, y reconozca su autoridad sobre cada dimensión de la vida. En cada momento de aflicción, en medio del desespero, del dolor o la enfermedad ¡búscalo! Deuteronomio  4:30 “cuando estuvieres en angustia…”.

Y en los versos 39 y 40 del mismo capítulo 4 de Deuteronomio; Él te da la promesa de ayudarte y bendecirte no sólo a ti sino a toda tu descendencia ¡Aleluya! »Entonces recuerda lo siguiente y tenlo siempre presente: el Señor es Dios en los cielos y en la tierra, y no hay otro. 40 Si obedeces todos los decretos y los mandatos que te entrego hoy, les irá bien en todo a ti y a tus hijos. Te doy estas instrucciones para que disfrutes de una larga vida en la tierra que el Señor tu Dios te da para siempre» (versión NTV).

A Dios le hallan los que le buscan de corazón y dejan a un lado sus razonamientos filosóficos y se rinden ante su conocimiento de todas las cosas presentes y futuras. La Biblia dice que no andarán, caminarán dos juntos si no estuviesen de acuerdo (Amós 3:3). La razón por la cual la humanidad no camina con Dios es esta. Es porque no ha querido ponerse de acuerdo con Dios; no quiere seguir el camino que Él les marca por medio de su Palabra. Porque no quieren dejar sus malos deseos, sus pleitos, envidias, rencores, contiendas, egoísmo, idolatrías, fornicación, adulterio, borracheras y cosas semejantes a estas. Puedes hallarlo en medio de todo esto; pero si quieres que vaya contigo tienes que tomar la decisión de cambiar y creer que el camino que Él te muestra es mucho mejor que el que tu sigues. (Proverbios 14:12 y 16:25).

El profeta Jeremías les recuerda esta promesa al pueblo; cuando éste se encontraba en angustia Jeremías 29:13 “y me buscaréis y me hallaréis, porque me buscaréis de todo vuestro corazón.” Si Dios no quisiera ser encontrado, no te diría que lo buscares, sino quisiera ayudarte no te diría que a Él clamares “Clama a mí, y yo te responderé, y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tú no conoces.” Jeremías 33:3.

Para Dios, su pueblo escogido, su especial tesoro es un pueblo con esperanzas y con un futuro extraordinario. por esta razón le dice a su pueblo que le busque, que clame a Él en medio de las dificultades. Que no importan las circunstancias; que por muy difíciles que fueran Él estaría allí para ayudarles. Esto mismo es lo que el Señor Jesucristo nos comunicó cuando dijo: “Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo. Juan 16:33.

Dios quiere tener comunión contigo lo ha intentado siempre; desde la fundación del mundo. Él se acercó al hombre a través de los profetas, sus mensajeros; aún envió a su propio Hijo para tener comunión contigo. Y en estos últimos tiempos es su Santo Espíritu quien te anhela. No dejes que por estar en tierras extrañas, que tristezas, frustración o problemas físicos, rompan esa comunión. A Él le hallarán los que le buscan de todo corazón en sinceridad y verdad.

ORACIÓNGracias Señor porque has salido a mi encuentro con bendiciones de bien y corona de oro fino has puesto en mi cabeza. Sé que conmigo estás porque he aceptado y creído a tus promesas. He dejado el camino de la maldad; y el pecado ya no se enseñoreará más de mi porque te he establecido a ti ¡Oh Jesús! como mi Señor y Salvador y tu Santo Espíritu es el que me guía y nunca jamás volveré a estar confundido ni temeroso. Tu Palabra es luz a mis pies y la que ilumina mi camino. Has en mi tu voluntad porque ella es medicina a mi cuerpo. Amén y amén.

Que el Señor les continué bendiciendo, Su Pastor y Amigo Jorge Luis. Rellena el siguiente formulario con tus peticiones de oración.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.