Sé Consciente Quién es Jesús

gn20170110074457

Toda las citas bíblicas han sido tomadas de la versión Reina Valera de 1960 a menos que se indique lo contrario. Haga clic sobre ellas para leerlas.

Mateo 16:15 “Él les dijo: Y vosotros, ¿quién decís que soy yo?”

Esta fue una gran oportunidad para los discípulos de hacer confesión de fe acerca de la persona de Jesús. Aunque algunos hablaban diciendo que era Jeremías o algún otro profeta, que era Juan el Bautista, otros decían que era Elías. Pero Pedro pudo dar la respuesta correcta y eso es porque él tenía en su espíritu, la revelación del Espíritu Santo. Pedro le contestó al Señor diciendo: Mateo 16:16 “Respondiendo Simón Pedro, dijo: Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente.”

El Espíritu Santo es la persona que a nuestra vida nos revela la verdad acerca de quién es Jesús. Él es el único que puede hacer que un cristiano viva victoriosamente todos los días de su caminar en la tierra; porque ha conocido la verdad de quién es Cristo y lo que ha recibido por Él. Lucas 10:21-24 “En aquella misma hora Jesús se regocijó en el Espíritu, y dijo: Yo te alabo, oh Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque escondiste estas cosas de los sabios y entendidos, y las has revelado a los niños. Sí, Padre, porque así te agradó. 22_ Todas las cosas me fueron entregadas por mi Padre; y nadie conoce quién es el Hijo sino el Padre; ni quién es el Padre, sino el Hijo, y aquel a quien el Hijo lo quiera revelar. 23_ Y volviéndose a los discípulos, les dijo aparte: Bienaventurados los ojos que ven lo que vosotros veis; 24_ porque os digo que muchos profetas y reyes desearon ver lo que vosotros veis, y no lo vieron; y oír lo que oís, y no lo oyeron.”

¡Jesús se regocijó en el Espíritu! Porque los discípulos habían entendido el poder que Él les daba y por ello pudieron echar fuera demonios y sanar a los enfermos. Lucas 10:17 “Volvieron los setenta con gozo, diciendo: Señor, aun los demonios se nos sujetan en tu nombre.”

El Espíritu Santo ha venido a ayudarte a vivir la vida cristiana, pues ninguna persona ordinaria puede vivir la vida cristiana. Además, necesitas al Espíritu Santo para tener entendimiento de la Palabra de Dios, para despertar a la realidad de la paternidad de Dios; y, entre otras muchas cosas, para ayudarte a aceptar la realidad de que Jesucristo es el Hijo de Dios: Él es Dios que fue hecho carne.

Pedro le dijo al Señor que Él era el Cristo ‘El Ungido’, el Hijo del Dios viviente; a lo que Jesús le contestó: “Entonces le respondió Jesús: Bienaventurado eres, Simón, hijo de Jonás, porque no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre que está en los cielos.” Mateo 16:17. Se necesita al Espíritu Santo para entender que Jesús es el Cristo, el Hijo del Dios viviente. Se necesita al Espíritu Santo para vivir confiados en su Palabra, para creer que se es heredero del Reino; se necesita al Espíritu Santo para confiar y tomar la paternidad que nos ofrece Jehová Dios a través de la fe en su Hijo Jesucristo.

Se necesita al Espíritu Santo para conocer toda la verdad porque así fue como lo describió el Señor en Juan 16:13 “Pero cuando venga el Espíritu de verdad, él os guiará a toda la verdad; porque no hablará por su propia cuenta, sino que hablará todo lo que oyere, y os hará saber las cosas que habrán de venir.”

Debes entender que es el Espíritu Santo es quien le comunica a tu espíritu las cosas del Reino. Cosas de las cuales tu eres dueño. Primera de Corintios 2:12-13 “Y nosotros no hemos recibido el espíritu del mundo, sino el Espíritu que proviene de Dios, para que sepamos lo que Dios nos ha concedido, 13_ lo cual también hablamos, no con palabras enseñadas por sabiduría humana, sino con las que enseña el Espíritu, acomodando lo espiritual a lo espiritual.” Es el Espíritu Santo quien nos comunica las realidades celestiales y Él espera que le creamos y que hablemos conforme a lo que nos está enseñando ¡Aleluya!

Por esta razón el Señor Jesucristo declaró en Marcos 11:23 “Porque de cierto os digo que cualquiera que dijere a este monte: Quítate y échate en el mar, y no dudare en su corazón, sino creyere que será hecho lo que dice, lo que diga le será hecho.” El monte hace referencia a cualquier cosa. Eso es lo que el Señor está enseñando a los discípulos que, si ellos le hablan a cualquier cosa con fe en la Palabra revelada por el Espíritu Santo, entonces aquello a lo que le hable hará exactamente lo que quieren en el Nombre de Jesús ¡Gloria a Dios!

Jesús no dice esto por decirlo; sino que hablaba con autoridad con el conocimiento de todas las cosas porque el Espíritu Santo estaba en Él. Él le habló a un árbol, le habló al mar, le habló al viento, le habló a los que estaban enfermos, le habló a los que estaban muerto y resucitaron.

Jesús dijo: “Respondió entonces Jesús, y les dijo: De cierto, de cierto os digo: No puede el Hijo hacer nada por sí mismo, sino lo que ve hacer al Padre; porque todo lo que el Padre hace, también lo hace el Hijo igualmente. 20_ Porque el Padre ama al Hijo, y le muestra todas las cosas que él hace; y mayores obras que estas le mostrará, de modo que vosotros os maravilléis.” Juan 5:19-20.

Y ¿Qué fue lo que vio el Hijo hacer al Padre? El vio que el Padre todo lo creó con la Palabra. Génesis 1:3 “y dijo Dios: …” Jesús estaba allí. Él estaba en medio de la creación porque todas las cosas por Él y para Él fueron creadas. Colosenses 1:16-20.

Por eso Jesús afirmó diciendo: “Porque yo no he hablado por mi propia cuenta; el Padre que me envió, él me dio mandamiento de lo que he de decir, y de lo que he de hablar. 50_ Y sé que su mandamiento es vida eterna. Así pues, lo que yo hablo, lo hablo como el Padre me lo ha dicho.” Juan 12:49-50Así es que como hijo e hija de Dios tienes que hablar conforme a lo que tu padre Celestial te enseña, te revela por medio de su Santo Espíritu, porque ese es su mandamiento. Si hablas lo que el Espíritu Santo enseña, entonces tus palabras estarán impregnadas del mismo poder, autoridad, gracia y perfume al igual que las palabras de Jesús y todo se sujetará ¡Aleluya!

Jesús nos dio mandamiento diciendo: “Escudriñad las Escrituras…” Juan 5:39. Aprende la Palabra de Dios y háblala porque allí está escondido tu poder.

AFIRMACIÓN: Yo afirmo que como hij@ del único, soberano y poderoso Dios, Jehová de los ejércitos, todo lo que tenga relación con mi vida casa, familia, hogar, hijos, hijas, finanzas, salud, ministerio; ahora toma la forma original del cielo conforme a los propósitos divinos y no conforme al mundo. Declaro que en medio mío no hay enfermedad, ni ruina, ni esterilidad ni escasez porque he sido coronado con toda clase de favores y bendecido con toda riqueza en los lugares celestiales en el Nombre de Jesús. Amén y amén.

Que el Señor Jesucristo continúe bendiciendo su vida, hogar y familia para siempre. Su Pastor y amigo Jorge Luis. Escúchanos todos los días a través de nuestra radio VINO NUEVO EN ODRES NUEVOS http://www.radioking.com/radio/vinonuevo

O descarga nuestra App en Play Store… https://play.google.com/store/apps/details?id=com.icreo.vinonuevoenodresnuevos&hl=es

Rellena el siguiente formulario con tus peticiones de oración, testimonios o comentarios.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.